Daniel M. Vargas LP 3

Vargas, Daniel

Nació en la Ciudad de México, México. Vivió en el barrio de Coyoacán en sus años universitarios, cursando la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad Iberoamericana. Trabajó como diseñador gráfico, fotógrafo y director de arte para Televisa, Bancomer, Secretaría de Pesca y el Museo del Virreinato en Tepozotlán.

Emigró hacia los Estados Unidos donde obtuvo en Arizona State University una licenciatura de Español, una maestría en Literatura en Español con énfasis en la literatura Chicana, y ahora cursa un doctorado en Literatura Chicana en Español. Ha impartido cursos en dicha universidad en los niveles inferiores y superiores de español, así como también ha colaborado en revistas universitarias/académicas como Sammis Magazine, Voces Eulatinas y La Palabra.

En este momento está escribiendo su disertación sobre la identidad hispánica en los Estados Unidos. Ha participado en congresos literarios y culturales en Venezuela, Colombia, Argentina, México, España, Irlanda y Estados Unidos. Tiene publicados tres artículos sobre sus investigaciones sobre identidad, exilio y migración, uno en Mérida, Yucatán, Puebla, México y otro en Cork, Irlanda. Ha trabajado como traductor, editor, diseñador y en el área de Phoenix. En sus ratos libres participa activamente en la Comunidad Hispana en el área metropolitana de Phoenix, participando en eventos culturales y sociales.

Chicaneo, chicanidad y chicanía

Chicaness en ingles, chicaneo, chicanidad y chicanía. Tomando prestadas estas palabras de Gustavo Pérez-Firmat sobre Cubaness que tiene tres significados en español: Cubanidad, cubaneo, cubanía, escribo estas líneas para tratar de identificarme, aunque no se si deba también usar Mexicaness: mexicaneo, mexicanidad y mexicanía.

Por un lado aparece añorada la imagen de un joven en la Ciudad de México, caminando por las calles de Francisco Sosa y las plazas coyoacanenses de la Conchita y Santa Catarina, que va escuchando el ruido de la gran ciudad al compás de los sonidos del Classic Rock, en su estación favorita de radio La pantera, y después desde su Walkman en acordes progresivos de Rick Wakeman, Triumvirat y Emerson Lake & Palmer, después paseando por la Avenida de los Insurgentes y el Paseo de la Reforma mirando los aparadores de las tiendas con las últimas novedades tecnológicas de los radios y dispositivos portátiles, cámaras fotográficas, materiales de arte y los carteles de películas desde el Hollywood hasta la sala de arte como Serpico, Orange Clockwork, la opera rock Tommy y hasta El Exorcista en ciclos de Cine internacional del Cine Roble y la Cineteca Nacional. En México vive una cultura entonces llamada universal, ahora global, en los museos se ven los tesoros del Kremlin, el Oro del Perú, y se escuchan en el Auditorio Nacional y en hasta Puebla los conciertos como Chicago y Queen con todavía la voz de Fredy Mercury. Sin olvidar las películas del canal 4, los pocos espacios que exhiben nuestra cultura entre filmes de Tin-Tan y su carnal Marcelo, los de culto del Santo y Blue Demon, y algunas que otras como las funciones en el Palacio Chino de la Vida de Chucho el Roto. También paseo por la ciudad los sábados con un grupo de amigos tomando fotografías a disestra u siniestra para no olvidar.

Al mismo tiempo, otra más reciente, leyendo las novelas de Miguel Méndez y Rolando Hinojosa, Saúl Cuevas y otros escritores, viendo murales en las calles de varias ciudades, Phoenix, Los Ángeles, San Diego, Chicago, me recuerdan los murales que había visto en la Escuela Nacional Preparatoria a un lado del Zócalo de la Ciudad de México. También escucho muchos corridos que hablan de mexicanos en el suroeste y recuerdo los corridos revolucionarios que escuchaba con mi abuelo cuando iba a su casa de visita a Tampico.

Pero no se detiene allí, pasea por la Gran Vía madrileña, por la 9 de Julio bonaerense, por el Lunotevere Altoviti romano, y por las costeras irlandesas, neozelandesas, italianas, francesas, portuguesas, españolas, californianas y sonorenses, viendo el mar y la tierra.

Todo estas memorias y experiencias han creado un ambiente multicultural en el que me desplazo todos los días, yendo y viniendo a través del tiempo y del espacio…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *