Antonio García Vargas

García Vargas, Antonio

Antonio García Vargas, nacido en 1942 en Almería, Andalucía, España. Mitólogo. Profesor, escritor e investigador de Formas y Fórmulas Métricas Clásicas y Contemporáneas. Es miembro del Instituto de Estudios Almerienses, del Centro Andaluz de las Letras, de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, de la Academia Mundial de Artes y Cultura, de la Sociedad Canadiense de Hispanistas y de diversas Instituciones y Asociaciones Culturales Internacionales. Imparte Talleres Internacionales Avanzados sobre Fórmulas y Pies Métricos Clásicos Griegos y Otros trasladados al Sistema Cualitativo de las Lenguas Romance y Anglosajonas.
Es autor de las transcripciones-traslaciones al idioma español de los libros “Sonetos de Shakespeare en hexámetros”, inglés-español, publicado en 2009 y del “Poema completo de la conquista de Almería en 1147”, latín-español, en hexámetros y publicado en 2012.
Algunos de sus premios: Premio “Formas fractales en la poesía” Brasil 2003. Premio “Boa Pessoa” Brasil 2004. Premio Asociación Literaria Juan Uceda, España 2005. 2º Premio BBC World de relato corto, abril 2005. Premio I Certamen de Haiku RENFE, España 2006. Premiado en Acapulco 2008 por WAAC (Academia Mundial de Artes y Cultura). Premio Universal de Poesía concedido por la Sociedad Internacional de Poetas Escritores y Artistas en Tijuana, México, Baja California en 2010. Premio Alcer-Almería, España, 2014. Y otros.
Ha participado en destacadas Antologías internacionales. Libros unipersonales publicados en letra impresa y digital: La Sociedad de Gestión CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) gestiona y salvaguarda 28 de sus libros publicados hasta la fecha.

ODA A LA ALEGRÍA

—ODE AN DIE FREUDE—

Poema-Canto-Oda original de  Schiller

—Traducción en pentámetros anapestos de Antonio García Vargas—

Hay en torno a esta bella obra una leyenda del siglo XIX. La Oda, se cree, iba a ser, primigeniamente, una Oda a la Libertad:  «Ode an die Freiheit». De hecho, en la revolución estudiantil de la época, se cantó con la música de La Marsellesa.

Mas, después, se reconvirtió (¿obligados por la censura de entonces?) en la definitiva «Ode an die Freude»”, tal vez en un intento de ampliar su significado. Quizá pensando que ‘aunque el destino del hombre es la libertad, el desarrollo completo de ese destino debe desembocar en la alegría’.

Al trasladar el texto original, en alemán, de Schiller, me he permitido llevar a cabo un hermanamiento (solo en el poema inicial, no en la obra musical) entre Alegría y Libertad. Espero que tanto Schiller como Beethoven —autor y compositor— disfruten desde donde reposen con este trabajo que, creo, se distingue de los realizados hasta la fecha por haber sido compuesto en su mayor parte —y por vez primera— mediante la Fórmula Métrica Clásica (perfeccionada y adaptada a nuestro Sistema Cualitativo) que emplearon —¿intuitivamente?— tanto Schiller en su poema como Beethoven en su partitura, es decir: en sus textos originales.

El poema con que inicio la Introducción de esta Obra, es un extracto muy condensado del texto original pues contiene (solo el poema) más de 100 versos aunque en su partitura, Beethoven tomó apenas la mitad de los versos que aquí expongo para llevar a cabo el movimiento final (hoy el Himno de la Unión Europea) de su 9ª Sinfonía.

(Al final, incluyo el poema original de Schiller y la versión musical de Beethoven)

ODA A LA ALEGRÍA

(Poema declamado y/o cantado)

Desarrollado en Pentámetros Anapestos

INTROITO

 

¡Alegría! Chispeante locura, exultante. ¡Tan bella!​​

¡Libertad! ¡Pertinaz sacramento del ansia primera!

Acudimos, ya ebrios de ansias, de fuego y de gozo.

¡Oh celeste criatura, a tu orilla, en tu altar santuario!​

Chispeante alegría eres tú, Libertad. ¡Ah, locura!

Alegría y libertad. Libertad y Alegría. ¡Unidas!

 

¡Abrazaos, oh millones de hombres!​ ¡Uníos! ¡Amaos!

Nos fascinas, reúnes lejanas costumbres y ritos

que la cruel, despiadada costumbre, logró desunir.​

Ha llegado por fin el momento en que todos los hombres

de la mano, abrazados, se sientan hermanos, regresen​

al instante en que el pálpito vuele en tus alas, tan suaves.​

Libertad. Chispeante locura, exultante, tan bella,​​

 

¡Abrazaos, oh millones de hombres!​ ¡Uníos! ¡Amaos!

Y que el paso del cálido beso se extienda al completo

por un mundo gozoso, de paz y de amor y de anhelos.

Alegría. Chispeante locura, exultante, tan bella,​​

del Elíseo la hija y amante, hetaira divina.​

Hoy, hermanos, unidos, propongo pensar que en la bóveda

en que nacen y mueren divinas estrellas; al lado,

nos espera afectuoso, si existe, la esencia del Padre.

¡Libertad! Pertinaz sacramento del ansia primera!

¡Alegría! Chispeante locura. Exultante. ¡Tan bella!​​

 

Ha llegado por fin el momento en que todos los hombres

de la mano, abrazados, se sientan hermanos de nuevo.

 

¡Ah, qué instante! ¡Qué pálpito vuela en tus alas! ¡Tan suaves!

Libertad. Alegría. ¡Sorbedla! Alegría. Libertad.

¡Libertad! ¡Pertinaz sacramento del ansia primera!

Alegría y libertad. Libertad y alegría. ¡Unidas!

 

¡Abrazaos! ¡Oh millones de hombres!​ ¡Uníos! ¡Amaos!

 

COMPOSICIÓN SINFÓNICA

TRADUCIDA DEL 4º MOVIMIENTO DE LA 9ª SINFONÍA DE BEETHOVEN

 

(Desarrollada en Tetrámetros Dactílicos por Antonio García Vargas)

 

BARÍTONO

¡Oh, mis amigos! ¿No usemos acentos!

¡Cantos de amor y placer entonemos!

¡Plenos de dicha, alegría y libertad!

 

BARÍTONO, CUARTETO Y CORO

Chispa de Dios. ¡Ah, tú, hermosa Alegría!

¡Hija y señora inmortal del Elíseo!

Ebrios de ardor en tu altar penetramos

diosa celeste, en gentil santuario.

Vuelve tu hechizo hasta nos para unir

cuanto este mundo había separado,

todos los hombres se tornan hermanos

donde se posan, suaves, tus alas.

Quien a alcanzar la fortuna llegare

y a conquistar la amistad de un amigo,

quien conquistare a mujer deleitable

una su júbilo al nuestro y comparta.

Sí, pues si puede llamarla ¡mi esposa!,

cubre con almas la faz de la tierra.

Y los que nunca pudieren hacerlo

pido se alejen de nos con su llanto.

Todos los seres, ¡bebed la alegría!

que hay en el seno de Naturaleza,

todos unidos, los buenos, los malos,

siguen caminos cubiertos de rosas.

Seamos amigos, de ósculo y abrazo,

siempre unidos, incluso a la muerte.

Fue concedido el placer al gusano…

y al querubín caminar hacia Dios.

 

SOLISTA, TENOR Y CORO

Como los astros recorren gozosos

esos grandiosos espacios celestes,

hoy transitad junto a mí, mis hermanos,

este camino, el vuestro, que alegre,

muestre a los héroes, al fin, la victoria.

 

CORO

Chispa de Dios. ¡Ah, tú, hermosa Alegría!

¡Hija y señora inmortal del Elíseo!

Ebrios de ardor en tu altar penetramos

diosa celeste, en gentil santuario.

Vuelve tu hechizo hasta nos para unir

cuanto este mundo había separado,

todos los hombres se tornan hermanos

donde se posan, suaves, tus alas.

¡Chispa de dioses! ¡Ah, tú, alegría!

¡Hija inmortal eres flor del Elíseo!

 

¡Abrazaos, imnumerables criaturas!

¡Lleguen los besos al magno universo!

Sobre la bóveda, hermanos, en lo alto,

debe vivir nuestro Padre amoroso.

¿No vislumbráis, oh mundo al Creador?

Búscalo sobre la bóveda azul,

junto a la estrella que guiña Él te aguarda.

Ebrios de ardor en tu altar penetramos

diosa celeste, en gentil santuario.

Vuelve tu hechizo hasta nos para unir

cuanto este mundo había separado,

todos los hombres se tornan hermanos

donde se posan, suaves, tus alas.

¡Chispa de dioses! ¡Ah, tú, alegría!

¡Hija inmortal eres flor del Elíseo!

 

¡Abrazaos, imnumerables criaturas!

¡Lleguen los besos al magno universo!

Imnumerable criatura. ¿Os postráis?

¿No vislumbráis, oh mundo, al Creador?

Sobre la bóveda, hermanos, en lo alto,

debe vivir nuestro Padre amoroso.

¿No ves aún, ay mortal, al Creador?

Búscalo sobre la bóveda azul,

junto a la estrella que guiña Él te aguarda.

 

Chispa de Dios. ¡Ah, tú, hermosa Alegría!

¡Hija y señora inmortal del Elíseo!

¡Chispa del Ser! ¡Mi Alegría! ¡Libertad!

 

ENDE

 

En Almería, Andalucía, España, U.E., 18 de agosto de 2017

(Todos los derechos de esta versión son Derechos Registrados)

Total de la traducción presente: 110 versos

En la traducción total del autor en idioma español: 230 versos

Texto original de Schiller

“AN DIE FREUDE”

 

Freude, schöner Götterfunken,
Tochter aus Elisium,
Wir betreten feuertrunken,
Himmlische, dein Heiligthum.

5 Deine Zauber binden wieder,
Was die Mode streng getheilt,
Alle Menschen werden Brüder,
Wo dein sanfter Flügel weilt.

 

Chor

Seit umschlungen Millionen!

10  Diesen Kuß der ganzen Welt!
Brüder – überm Sternenzelt
Muß ein lieber Vater wohnen.

Wem der große Wurf gelungen,
Eines Freundes Freund zu seyn,

15

Wer ein holdes Weib errungen,
Mische seinen Jubel ein!
Ja – wer auch nur eine Seele
Sein nennt auf dem Erdenrund!
Und wer’s nie gekonnt, der stehle

20

Weinend sich aus diesem Bund!
Chor

Was den großen Ring bewohnet,
Huldige der Sympathie!
Zu den Sternen leitet sie,
Wo der Unbekannte thronet.
25

Freude trinken alle Wesen
An den Brüsten der Natur,
Alle Guten, alle Bösen
Folgen ihrer Rosenspur.

Küsse gab sie uns und Reben,

30

Einen Freund, geprüft im Tod,
Wollust ward dem Wurm gegeben,
Und der Cherub steht vor Gott.

 

 

Chor

Ihr stürzt nieder, Millionen?
Ahndest du den Schöpfer, Welt?

35

Such ihn überm Sternenzelt,
Ueber Sternen muß er wohnen.

Freude heißt die starke Feder
In der ewigen Natur.
Freude, Freude treibt die Räder

40

In der großen Weltenuhr.
Blumen lockt sie aus den Keimen,
Sonnen aus dem Firmament,
Sphären rollt sie in den Räumen,
Die des Sehers Rohr nicht kennt.

Chor

45

Froh, wie seine Sonnen fliegen
Durch des Himmels prächt’gen Plan,
Laufet Brüder eure Bahn,
Freudig wie ein Held zum siegen.

Aus der Wahrheit Feuerspiegel

50

Lächelt sie den Forscher an.
Zu der Tugend steilem Hügel
Leitet sie des Dulders Bahn.
Auf des Glaubens Sonnenberge
Sieht man ihre Fahnen wehn,

55

Durch den Riß gesprengter Särge
Sie im Chor der Engel stehn.
Chor

Duldet muthig Millionen!
Duldet für die bess’re Welt!
Droben überm Sternenzelt

60

Wird ein großer Gott belohnen.
Göttern kann man nicht vergelten,
Schön ist’s ihnen gleich zu seyn.
Gram und Armuth soll sich melden,
Mit den Frohen sich erfreun.

65

Groll und Rache sey vergessen,
Unserm Todfeind sey verziehn.
Keine Thräne soll ihn pressen,
Keine Reue nage ihn.

 

Chor

Unser Schuldbuch sey vernichtet!

70

Ausgesöhnt die ganze Welt!
Brüder – überm Sternenzelt
Richtet Gott – wie wir gerichtet.

Freude sprudelt in Pokalen,
In der Traube gold’nem Blut

75

Trinken Sanftmuth Kannibalen,
Die Verzweiflung Heldenmuth – –

Brüder fliegt von euren Sitzen,
Wenn der volle Römer kreist,
Laßt den Schaum zum Himmel spritzen:

80

Dieses Glas dem guten Geist!
Chor

Den der Sterne Wirbel loben,
Den des Seraphs Hymne preist,
Dieses Glas dem guten Geist
Ueberm Sternenzelt dort oben!
85

Festen Muth in schwerem Leiden,
Hülfe, wo die Unschuld weint,
Ewigkeit geschwor’nen Eiden,
Wahrheit gegen Freund und Feind,
Männerstolz vor Königsthronen, –

90

Brüder, gält es Gut und Blut –
Dem Verdienste seine Kronen,
Untergang der Lügenbrut.

 

Chor

Schließt den heil’gen Zirkel dichter,
Schwört bei diesem gold’nen Wein;

95

Dem Gelübde treu zu seyn,
Schwört es bei dem Sternenrichter!

 

“Ode an die Freude”, adaptación de Ludwig van Beethoven
Bariton Solo
O Freunde, nicht diese Töne!
Sondern lasst uns angenehmere anstimmen
und freudenvollere!
Freude, freude!
Quartett mit Chor
Freude, schöner Götterfunken,
Tochter aus Elysium,
Wir betreten feuertrunken.
Himmlische, dein Heiligtum!
Deine Zauber binden wieder
Was die Mode streng geteilt;
Alle Menschen werden Brüder
Wo dein sanfter Flügel weilt.

Wem der grosse Wurf gelungen
Eines Freundes Freund zu sein,
Wer ein holdes Weib errungen,
Mische seinen Jubel ein!
Ja, wer auch nur eine Seele
Sein nennt auf dem Erdenrund!
Und wer’s nie gekonnt, der stehle
Weinend sich aus diesem Bund.

Freude trinken alle Wesen
An den Brüsten der Natur;
Alle Guten, alle Bösen,
Folgen ihrer Rosenspur.
Küsse gab sie uns und Reben,
Einen Freund, geprüft im Tod;
Wollust ward dem Wurm gegeben,
Und der Cherub steht vor Gott!
Tenor Solo mit Chor
Froh, wie seine Sonnen fliegen
Durch des Himmels prächt’gen Plan,
Laufet, Brüder, eure Bahn,
Freudig, wie ein Held zum Siegen.
Chor
Seid umschlungen, Millionen.
Dieser Kuss der ganzen Welt!
Brüder! Über’m Sternenzelt
Muss ein lieber Vater wohnen.
Ihr stürzt nieder, Millionen?
Ahnest du den Schöpfer, Welt?
Such ihn über’m Sternenzelt!
Über Sternen muss er wohnen.
Chor
Freude, schöner Götterfunken,
Tochter aus Elysium,
Wir betreten feuertrunken,
Himmlische, dein Heiligtum.
Deine Zauber binden wieder,
Was die Mode streng geteilt;
Alle Menschen werden Brüder,
Wo dein sanfter Flügel weilt.

Freude, schöner Götterfunken,
Tochter aus Elysium,
Freude, schöner Götterfunken!

 

Sinfonía completa con subtítulos en español