Ding Fang Zhe

Fang Zhe, Ding

Como estudiante de la lengua española, me doy cuenta que la cultura malasia es totalmente distinta de la de que estoy aprendiendo. Sin embargo, encontré una afinidad entre Malasia y los países latinoamericanos, que es la colonización por las fuerzas foráneas europeas: los portugueses, holandeses y británicos en Malasia, y los españoles en América Latina. Así que a mí me pareció muy interesante que compare los cambios causados por el proceso de la colonización en ambos sitios. Ya que Malaca en Malasia y la Ciudad de México en América latina fueron unas de más las ciudades importantes durante la colonia, me he enfocado en estas dos ciudades en el proyecto. En mi opinión, no se puede ignorar la historia de una nación, porque forma parte de su actualidad.
Con mucho orgullo, he participado en un programa de intercambio en la Universitat Jaume I, que está situada en Castellón de la Plana, España. Fue un placer tener esta oportunidad de estudiar y conocer la cultura española en el país. Al mismo tiempo, tuve la oportunidad de mejorar mi español durante el semestre de cinco meses. Fue una experiencia fantástica.

Análisis del Proceso de Cambio Después de La Colonización: La Comparación Entre Malasia y América Latina.

1.0 Introducción

La historia, palabra derivada del griego que significa un conocimiento adquirido por la investigación, es el estudio sobre la ciencia de los acontecimientos pasados (Joseph y Janda 2008). El conjunto de conocimientos que abarca la historia es muy amplio, como, por ejemplo, la cultura, la geografía, la demografía o la economía de una civilización o de una comunidad. Todo lo que pasó en el proceso está escrito y transcurre hasta la actualidad. Siguiendo a Thucydides: “la historia es una docencia de la filosofía con ejemplos” (Hackett 1998). Este historiador ateniense explicó la importancia de que la historia sea transmitida a los descendientes, es decir que desempeña el papel de proveer información para mantener la identidad de la gente y de la sociedad. Sin duda, sin la historia no podríamos comprender nuestro pasado para así construir nuestro futuro.
Puesto que es tan importante la historia para una nación, es interesante investigar la de Malasia. Merced al prolongado y extenso historial en Malasia, una investigación de los acontecimientos históricos se va a llevar a cabo en este proyecto. El suceso de mayor relevancia en la historia de Malasia, indudablemente, es la colonización de los portugueses y holandeses en Malaca, y también el gobierno de la Gran Bretaña en toda Malasia. Una situación similar también podemos encontrarla en Latinoamérica, que fue colonizada por los españoles en diversas épocas. La afinidad entre ambos continentes distintos ha suscitado la idea para elaborar este proyecto, que consiste en la comparación de los cambios surgidos tras la colonización por las autoridades foráneas en Malasia y en Latinoamérica.
El proceso de colonización fue sumamente común en épocas anteriores, consistente en que un poder central domina los terrenos circundantes, y también sus componentes. En otras palabras, supone un sistema de poder que establece el control sobre los indígenas de un área. Por eso, la colonización es un proceso muy influyente en la historia de una nación como Malasia y los países latinoamericanos, porque tienen que enfrentarse a los cambios profundos ejercidos por el control de fuerzas extranjeras, cuyo origen es totalmente distinto. No se puede ignorar la influencia e impacto que generan en las comunidades de estos territorios (Hobsbawm 1998).
En este proyecto llevaré a cabo la investigación sobre los cambios que se han producido después de la colonización en Malasia y Latinoamérica. Sin embargo, me enfocaré más en la historia de la Malasia peninsular, especialmente en Malaca, y en Latinoamérica, el país elegido para comparar es México, que era conocido como la Nueva España durante el periodo de la colonización. La razón por la que los dos territorios han sido elegidos para este proyecto responde al hecho de que ambos fueron los centros neurálgicos en la época y la colonización fue parecida cronológicamente hablando. Los aspectos en que me fijaré son de tipo social, político, económico, demográfico, religioso, etc. El objetivo final de este proyecto es, pues, realizar un análisis comparativo de los cambios tras la colonización entre Malasia y Latinoamérica.

2.0 Revisión Bibliográfica

Según el autor de la Universidad de Gutenberg, David Crabtree, la historia se define como “la historia sobre el pasado que es significativo y verdadero”. Señala que la historia es indudablemente importante porque es una prueba del presente. La cultura antigua enfatiza la importancia de la enseñanza de la historia, y esta ideología se transmite hasta hoy. La historia importa mucho, señala que alguien que controla el pasado también controla el futuro. Nuestro punto de vista hacia la historia moldea cómo vemos el presente. En otras palabras, el presente siempre está dependiendo del pasado; los dos están conectados todo el tiempo (Crabtree 1997).

Según Sharma, “colonialismo” e “imperialismo” significan el establecimiento de una autoridad por parte de los poderosos sobre los menos poderosos en sus territorios. Siguiendo con Sharma,  (2015:143):

These ex-colonies which attained freedom from colonization were termed as the Third World because they were not aligned to the First World (USA) or to the Second World (USSR) and also, because they are underdeveloped, poor and have economic dependence on other countries.
Sin embargo, el colonialismo puede tener impactos positivos en las colonias, como el progreso tecnológico, educacional, de comunicación y de transportación (Sharma 2015). Mohandas Gandhi propone la tercera teoría de la colonización desde un enfoque epistemológico, por el que el colonialismo está relacionado con la imposición colonial, política, social, legal, hasta el sistema educacional. Otro punto de vista es el de Huillery (2008), que analiza los efectos diferenciales de los impactos coloniales en África Occidental Francesa. Su investigación demuestra que existe una relación positiva entre la inversión colonial en la educación, salud, e infraestructura y los niveles actuales. Berger (2008) también identifica los impactos prolongados de las políticas coloniales, usando los datos microeconómicos.
Además, los sucesos históricos pueden tener impactos prolongados y permanentes sobre la cultura o las normas de conducta (Cavalli-Sforza & Feldman 1981, Boyd & Richerson 1985). Esto significa que las costumbres de la sociedad pueden enfrentarse a unos cambios en el periodo de colonización, la gente tiende a adaptarse al ambiente y se comporta tal y como lo que requieren los conquistadores. Como consecuencia, la cultura de una sociedad cambia tras la colonización. Fernandez & Fogli (2007) hicieron una investigación sobre el comportamiento de individuos cuyos  padres nacieron en países distintos pero que viven en los Estados Unidos. Comprobaron que ellos tienden a comportarse de diferente manera con respecto a su propia cultura, y esto significa que la gente puede cambiar sus costumbres bajo el control de otra fuerza, y después se modifica toda la sociedad.
Engerman & Sokoloff (1997, 2002) examinan la importancia de la norma colonial para el desarrollo económico en Estados Unidos. Acemoglu et al. (2001, 2002) hace una investigación para estudiar el origen histórico de las instituciones actuales y su importancia en el desarrollo económico prolongado. Investigaciones parecidas también se han llevado a cabo por La Porta et al. (1997, 1998), pero enfocadas en las instituciones legales trasplantadas por diferentes fuerzas coloniales y las consecuencias prolongadas en el desarrollo financiero. Los resultados son obvios, y demuestran un cambio positivo bajo el control de los imperios coloniales.
Es evidente que hay muchas investigaciones hechas sobre los impactos tras la colonización en diferentes países y cómo se enfrentan a estos cambios significativos. Sin embargo, los recursos sobre el análisis comparativo entre dos países colonizados son limitados. Por lo tanto, este proyecto intenta llevar a cabo una nueva dirección de investigación relacionada con la colonización, la cual compara los cambios después de la colonización de Malasia y México.

3.0 Metodología

Este proyecto es una investigación descriptiva y un análisis comparativo de los cambios y las consecuencias  que trajo consigo la colonización de América y Malasia, centrándome, especialmente, en México y en Malasia. Para la obtención de información se ha consultado la red y varios libros que tratan la historia de Malasia y Latinoamérica. Bajo mi punto de vista, es necesario un apartado introductorio en el que se aborde la historia pre y poscolonial para que los lectores se hagan una idea antes de proceder al análisis comparativo final.
El tiempo estimado para completar esta investigación es de 12 semanas, en las que se incluye: leer la información requerida, escribir y analizar los datos obtenidos. Durante el proceso, el trabajo sigue la supervisión o ayuda de una profesora de la Facultad de Lengua y Lingüística de la Universidad de Malaya, que es hispanohablante nativa.

3.1 Los Objetivos del Proyecto

Este proyecto enfoca el análisis de las consecuencias de la colonización en Malasia y América Latina haciendo una comparación con los siguientes objetivos:

  • comprender y conocer más la interesante historia de Malasia y Latinoamérica, principalmente, el proceso de colonización.
  • identificar y analizar las afinidades y diferencias encontradas tras la colonización en Malaca y México.
Considero que los datos obtenidos tras el análisis pueden ser interesantes para los alumnos que estudian la lengua española, pues permiten ampliar los conocimientos sobre la historia y la cultura de los hispanohablantes. Además, el conocimiento histórico y de las características del colonialismo puede ayudar a aumentar el sentimiento patriótico de los jóvenes de esta generación, porque actualmente la gente tiende a olvidar la importancia de la historia.
Estos objetivos permiten tener un propósito más claro y facilitan el escrito, enfocando los puntos necesarios. Así, es más fácil para los lectores entender y conocer el propósito de este trabajo.

3.2 Las Preguntas del Proyecto

Hacerse una serie de preguntas antes de analizar la investigación nos permite concretar los objetivos de forma clara. Los objetivos anteriormente mencionados son las respuestas para las preguntas siguientes:

  • ¿Cómo fue la situación en Malaca y México durante la pre-colonización?
  • ¿Cómo fue el proceso de colonización en los dos sitios?
  • ¿Cuáles son los cambios a los que se enfrentaron después de la colonización?
  • ¿Cuáles son las afinidades y diferencias que tienen tras la colonización?

 

4.0 Análisis y Discusión

4.1 El Concepto del Colonialismo e Imperialismo

El colonialismo es un sistema de dominación política y militar frecuente en la época antigua, especialmente en Malasia y América Latina. Supone un establecimiento de un control formal y directo sobre otros territorios o colonias. Asimismo, el imperialismo es un régimen de dominación política en el que una fuerza foránea extiende su influencia sobre otros estados en los aspectos de la economía, la cultura o la política (Navarro 2004).
Los dos mantienen diferencias, aunque tienen algunas similitudes. Ambos suponen el control por parte de una potencia sobre territorios ajenos, puede ser por la fuerza o por influencia política, económica o cultural. Sin embargo, el colonialismo implica un control de manera formal y directa, mientras que el imperialismo no siempre funciona así, ya que se puede establecer el control con métodos informales e indirectos. Además, el imperialismo es proclive a una ideología, y el colonialismo es un sistema político de dominación concreto (Vaivasuata 2014).
Tal y como señala Urbina, hay algunas causas principales que promueven el colonialismo o el imperialismo. La primera causa mayor es la búsqueda de nuevos mercados y territorios para explotar los recursos naturales y nuevas fuentes de energía o también la mano de obra barata. Aparte de esto, la necesidad de expandir una religión, por ejemplo, el cristianismo, puede ser también la causa, junto con la transmisión de una determinada ideología, como la superioridad de la “raza blanca”. En este sentido, la situación provoca una competencia intensa entre los imperios coloniales y los países colonizados, como ocurre con las dos fuerzas en las que se enfoca este proyecto (Urbina).
Sin duda, tras un proceso de colonización, hay repercusiones profundas en la sociedad indígena a través del proceso. Aunque, como se ha demostrado, los europeos pueden mejorar las infraestructuras como hospitales, escuelas, y actualizar los medios de comunicación, pueden también provocar consecuencias negativas en el proceso (Malamud 2007).
El aspecto que más se puede ver afectado es el demográfico. La población de indígenas se enfrenta, en ocasiones, a una disminución debida a la explotación laboral, las enfermedades y la inmigración masiva de la mano de obra extranjera. Además, como veremos más adelante, se puede producir la explotación de los recursos naturales que son originalmente de los territorios que poseen los indígenas. Los imperios coloniales los venden pero no les pagan nada, al contrario, los indígenas tienen que pagar impuestos o tributos. También provoca unos cambios en la religión, la lengua y modifica sus propias costumbres originales. A este fenómeno se le llama aculturación.

4.2 El Contexto Histórico

4.2.1 El Mundo Malasio Pre-colonización

La península malaya tiene una historia que la ha influenciado fuertemente. Se convirtió en un centro de comercio internacional por su ubicación geográfica estratégica y la riqueza de materias primas. Funcionaba como el punto de enlace para los barcos de comercio marítimo entre China y la India, países importantes en el comercio marítimo en la época antigua. Anclaban muchos barcos foráneos en Malaca para descansar mientras vendían sus productos y predicaban sus religiones. En otras palabras, era el lugar donde se unía toda de gente de casi todo el mundo (Adil 1974).
Tal y como indica Adil (1974), las poblaciones originales de la península malaya y de los estados de Borneo, como Sarawak y Sabah, fueron indígenas (orang asli), quienes eran las comunidades descendientes de inmigrantes malayos. La mayoría de los que estaban establecidos en Malaca principalmente eran pescadores y vivían en la costa. Además, practicaban el intercambio de productos entre ellos. Después, los primeros malayos llegaron a Malaca desde el territorio que se conoce actualmente como Indonesia, y poco a poco aumentó el número de inmigrantes en toda la península malaya. (Ver ilustración 1 en el anexo)
Malaca fue fundada a comienzos del 1400 por Paramésuara o también conocido como Iskandar Shah, quien fue príncipe de Srivijaya. El nombre de la ciudad proviene de un tipo de árbol frutal que se llama Pokok Melaka, que es muy común en la zona (Adil 1974).
En la colaboración entre el gobernante malayo y los marinos indígenas (conocidos como orang laut, en malayo), el Estrecho de Malaca se estableció como puerto internacional con instalaciones completas y seguras para el almacenamiento y el comercio de productos. Gracias a la seguridad y la buena gestión, desembarcó el famoso gran explorador chino Zheng He como un punto de parada importante en su trayecto. Por lo tanto, empezó la relación comercial y diplomática entre Malaca y China. El apoyo de China le permitió al Sultanato de Malaca expandir y mantener su poder en la península malaya hasta el sur de Tailandia (conocida como Siam en esa época). El estable apoyo también aceleró el declive del imperio de Java que era el rival principal en aquel momento (Aidil 1974). (Ver ilustración 2 en el anexo)
Las religiones que existían en Malaca en la época eran variadas debido al encuentro de la diversa gente del mundo. Primeramente, el emperador indio Harsha (606–647 a.C.) fue un defensor del Shaivismo y Budismo, mandó a los misioneros al sur de Asia para extender la religión y cultura indias. Por eso, toda la península malaya tenía una influencia hindú profunda antes de la llegada del Islam. En el siglo XIII llegaron los musulmanes de forma masiva por el fracaso en Europa, así que empezaron a movilizarse hacia el este, en China hasta el sudeste de Asia, incluyendo Malaca, que era un puerto internacional. Sin embargo, Malaca sólo se convirtió oficialmente en territorio musulmán después de la conversión del sultán (Tze 2012).
La noticia sobre la riqueza de Malaca se transmitió y atrajo mucho la atención de Manuel I, el rey de Portugal. Comenzó su gran interés en establecerse en Malaca y hacer un pacto comercial con el gobernante. También tuvo la idea de colonizarlo debido a la gran competencia en la época, cuando expandían sus territorios los mayores poderes europeos, como por ejemplo Portugal, España, Francia, Gran Bretaña, etc.

4.2.2 El Mundo Americano Antes del Encuentro. (Ver ilustración 3 en el anexo)

El 12 de octubre de 1492 se considera la fecha más importante en la historia americana y española, día en el que Cristóbal Colón y sus hombres descubrieron América. Es el encuentro de dos mundos o dos culturas totalmente distintas. Sin embargo, no podemos negar la importancia de la presencia de las poblaciones indígenas antes de la llegada de los españoles, quienes poseían culturas y civilizaciones muy arraigadas. Las tribus amerindias más importantes de la época antigua son los incas, los aztecas o mexicas, los mayas, entre otras. La cordillera de los Andes era el lugar en el que vivían los incas, y ciudades como Teotihuacán, Tenochtitlan y Chichén Itzá eran los principales centros de los mayas y mexicas (Malamud 2007).
Tal y como dice Malamud (2007:19), antes de la influencia foránea, la mayoría de los indígenas eran cazadores y recolectores, es decir, consumían grandes y pequeñas presas mamíferas para sobrevivir. Mientras que aquellos otros pueblos que vivían a la orilla del mar se dedicaron a la recolección y a la pesca de mariscos. Más tarde surgieron las actividades agrícolas, con el consumo y plantación de las principales especies vegetales como la yuca, la batata, el maíz, el frijol, la papa y algunas legumbres, que son productos vegetales propios de los amerindios. Por otro lado, todos ellos creían en los Dioses de la naturaleza y los relacionaban con casi todos los eventos. Por ejemplo, creían que sus reyes eran los hijos del sol y tenían contacto con Dios, así que practicaban muchos rituales con sacrificios humanos como ofrenda a los Dioses. Como consecuencia, los sacerdotes solían estar en los niveles sociales altos y tenían un papel importante en las comunidades.
A pesar de que los indígenas no tenían mucho contacto con los extranjeros, el desarrollo de la civilización, la escritura y el calendario fueron tan importantes que dejaron impresionados a los españoles. El más conocido mundialmente es el calendario de los mayas que consiste en un sistema de cálculo muy complejo pero lógico, y fue usado ampliamente en la administración y en los rituales y para mejorar la agricultura. Aparte de eso, los mayas tenían una escritura jeroglífica de signos ideográficos, silábicos y fonéticos; y un sofisticado sistema numérico de base vigesimal, que tenía la unidad y el cero, lo que les permitió importantes avances aritméticos, y que expresaba los números con puntos y barras. Por eso, eran capaces de transmitir la ciencia y los conocimientos de astronomía y astrología de generación en generación (Malamud 2007).
Por otro lado, la civilización de los mexicas también estaba muy desarrollada cuando llegó Cortés. Se trataba de un imperio centralizado con 38 provincias políticas con el centro en Tenochtitlan, hoy Ciudad de México. Se le llamaba la pequeña Venecia, puesto que estaba entre canales, como una isla, con un eje de carreteras flotantes que daban acceso a las 50 ciudades lacustres que la rodeaban. La política que se tenía en el imperio era federativa. Los conquistadores, las fuerzas del ejército o los militares tuvieron que pactar con los pueblos. A los 18 años un hombre indígena había adquirido la edad de hombre adulto y debía servir a su ejército. Las mujeres podían comprar, vender las propiedades y tenían derechos conyugales como los hombres (Malamud 2007).

4.2.3 La Captura de Malaca por Las Fuerzas Europeas

La fama sobre la riqueza de Malaca se difundió por todo el mundo y le interesó al rey portugués, Manuel I, para tener contacto con el gobernante malayo. La fuerza portuguesa ya había tenido una base en India que se llamaba India Portuguesa. El primer desembarco portugués fue en septiembre de 1509, con cuatro barcos bajo el mando de Diogo Lopes de Sequeira, que simplemente quería empezar una relación diplomática con Malaca. Al comienzo, se le recibió bien pero luego el Sultán de Malaca lo traicionó para apoyar a otros mercaderes musulmanes. De Sequeira volvió a la base en la India y preparó la conquista, mientras tanto dejó 20 portugueses allí (Pinto 2012). (Ver ilustración 4 y 5 en el anexo)
Según Borschberg (2002), el 1 de julio de 1511, la armada portuguesa llegó a Malaca, encabezada por Afonso de Albuquerque, quien era el segundo gobernador de la India Portuguesa. Los portugueses bombardearon la ciudad después de unas semanas de negociación debido a que los portugueses se habían rendido antes, y el Sultanato los liberó inmediatamente. En el mismo momento, los hindús y chinos les ofrecieron apoyo en el ataque de Malaca porque tenían una buena relación con ellos. El 24 de agosto, Albuquerque asumió el control total oficialmente en la ciudad después de dos asaltos llevados a cabo por su ejército a pesar del innumerable número de tropas militares y la cantidad de armas de fuego.
A comienzos del siglo XVII, la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, también conocida como VOC (Vereenigde Oost-Indische Compagnie), se estableció para realizar actividades coloniales en Asia, e intentó destrozar el poder portugués en el Este. La VOC también poseía poderes cercanos a los de un gobierno, incluyendo la potestad de declarar la guerra, negociar tratados, acuñar monedas y establecer colonias. La VOC empezó a realizar algunas incursiones y generar pequeñas escaramuzas contra los portugueses hasta que en 1606 tuvo lugar el primer ataque serio con once flotas. El ataque fue un fracaso. Sin embargo, en enero de 1641 los neerlandeses asaltaron y arrebataron Malaca a los portugueses con el apoyo de los aliados locales como el Sultanato de Johor.
La Malaca holandesa fue el control extranjero más largo de Malaca, el cual duró desde 1641 hasta 1825. El 1 de marzo en 1825, los neerlandeses cedieron la ciudad de Malaca a la Gran Bretaña por el Tratado anglo-holandés de 1824 destinado a resolver muchas de las cuestiones que habían surgido debido a la ocupación británica de las posesiones holandesas durante las guerras napoleónicas. Después, los japoneses gradualmente ocuparon toda Malasia incluyendo Malaca durante la Segunda Guerra Mundial, desde 1941 hasta la rendición en 1945. Posteriormente, Malaca quedó bajo el poder británico hasta la independencia de Malasia, en 1957, cuando se produjo oficialmente el fin de periodo colonial extranjero (Pinto 2012).

4.2.4 El Descubrimiento y La Conquista en América. (Ver ilustración 6 en el anexo)

El 12 de octubre de 1942 fue una fecha importante para España y también para los americanos, cuando Cristóbal Colón descubrió el continente americano por primera vez, apoyado por los Reyes Católicos de España. Tras el descubrimiento, la conquista fue dirigida por dos grandes conquistadores, Hernán Cortés y Francisco Pizarro, y la llamaron la Nueva España. Las causas principales que propiciaron la colonización fueron la economía, la cultura y la tecnología, así como el mercantilismo, que se intensificó profundamente en la época (Malamd 2007).
La conquista puede considerarse como una explotación demográfica, cultural y económica. El proceso se realizó primero en enclaves urbanos y no penetró en áreas que no poseían el grado de desarrollo de grandes civilizaciones indígenas como los aztecas, incas o mayas. Por eso, muchos pueblos originarios mantuvieron el dominio de sus territorios hasta finales del siglo XVIII o del siglo XIX. En 1518, Hernán Cortés llegó a una isla de México, pasando después a Yucatán, donde empezó una lucha. El objetivo de la expedición de las huestes españolas fue el corazón del imperio azteca, México-Tenochtitlan. Los pequeños pueblos, una vez que habían sido sometidos por el Imperio azteca, se aliaron a los conquistadores españoles y comenzaron a cercar la capital. El 13 de agosto de 1521, la ciudad finalmente fue sometida y en 1522 Cortés concluyó prácticamente la conquista del Imperio azteca, sólo treinta años después del descubrimiento de América (Malamud 2007). (Ver ilustración 7 en el anexo)
La exitosa colonización de México le resultó incitante al otro conquistador famoso, Francisco Pizarro. La primera vez que los españoles llegaron a territorio peruano fue durante el segundo viaje dirigido por Pizarro en 1527 (Ramen 2003). La conquista del imperio incaico duró cuarenta años, desde 1532 hasta 1572. La conquista española fue llevada a cabo paso a paso firmemente hasta que la mayor parte del sur de América fue colonizada por los españoles, excepto Brasil, que fue una colonia portuguesa (Ramen 2003).
La colonización española duró cuatro siglos desde el día del descubrimiento, aunque hubo algunas guerras civiles en los territorios americanos. Después, surgieron las guerras por la independencia influidas por los movimientos independentistas en el mundo. En 13 de agosto 1898, la colonización española finalmente llegó a su fin cuando la bandera española fue arriada en San Juan de Puerto Rico; en otras palabras, los territorios americanos ganaron su independencia después de un largo periodo de colonialismo español.

4.2.5 Los Impactos del Colonialismo Europeo En Malaca

Aunque no hay mucha información escrita acerca del impacto causado durante casi un siglo bajo el control de los portugueses y holandeses, claramente Malaca recibió un fuerte impacto y sufrió muchos cambios. El comienzo del colonialismo europeo en la península malasia permitió a los europeos romper el monopolio comercial entre los musulmanes y China. En otras palabras, Malaca se convirtió en el puerto más importante en Asia. La colonización también provocó la llegada de una religión totalmente nueva a la sociedad malaya, el cristianismo. Con el objetivo de transmitir la religión, no sólo construyeron muchas iglesias, sino también escuelas.
Además, la conquista portuguesa propició una comunidad mezclada de malayos y portugueses debido a la promoción de los matrimonios mixtos, dando lugar a una cultura nueva en la ciudad de Malaca. Gracias al contacto con la población de origen distinto, la comunidad empezó a estudiar el idioma portugués, así que el vocabulario malayo fue enriqueciéndose, con palabras de origen portugués que se han mantenido hasta la actualidad, como bendera (bandera), meja (mesa), sekolah (escuela), etc. (Pinto 2012).
Durante la colonización británica, toda Malasia incluida Malaca recibió profundos impactos negativos en aspectos que afectan al plano social, la economía y la política. Primeramente, los británicos explotaron los recursos naturales en Malasia. La Gran Bretaña llevó migrantes chinos e indios como mano de obra. La entrada de los migrantes foráneos resultó en el aumento rápido de población, que consistía de malayos, chinos e indios. Como había una gran cantidad de mano de obra que se dedicaba a los sectores del estaño y el caucho, provocó una expansión de los sectores industriales y floreció la economía en Malasia. Sin embargo, los británicos intentaron dividir las distintas razas en sectores, y esto causó una división social, y surgió una ideología racial que empeoró la relación entre la gente. Aparte de esto, hubo un cambio en el sistema político, el cual redujo el poder de los sultanatos que sólo tenían poderes en la religión musulmana y sobre las costumbres malayas, y los británicos reemplazaron el poder político por un sistema de residentes, quienes poseían un poder ejecutivo en la política (Aidil 1974).
Sin embargo, se produjo un desarrollo positivo debido a la presencia británica en Malasia. Los medios de transporte fueron mejorados con la construcción de carreteras y ferrocarriles con la intención de transportar los productos rápidamente. También se introdujo un sistema judicial más completo, con tribunales propios. El cambio más importante fue en el sistema educacional formal en Malasia, pues la mayoría empezó a tener la oportunidad de estudiar el idioma inglés. Además, se construyeron hospitales para prevenir la muerte por enfermedades (Aidil 1974).

4.2.6 Las Consecuencias de La Colonización Española en América

Las consecuencias de la colonización española se reflejan en los profundos cambios sufridos por América. Primeramente, los indígenas americanos perdieron la soberanía de sus propias tierras, incluso hasta las grandes civilizaciones de los aztecas, los mayas y los incas perdieron su poder. También desaparecieron los sistemas políticos y organizativos de los pueblos indígenas, numerosas lenguas autóctonas y casi la extinción de otras. Esto significa que los españoles habían destrozado el origen de muchas culturas amerindias que fueron muy ricas e importantes. Durante el periodo de la colonia, se obligó al uso de la lengua y las costumbres españolas. Además, destruyeron las obras culturales de los pueblos precolombinos, como por ejemplo textos, religiones, templos, ciudades, monumentos, etc. (Bennassar 1980). Así que despreciaron, incluso hasta su desaparición, las culturas significativas originadas de la diversidad étnica.
El choque demográfico es el hecho que más afectó a las sociedades americanas, no sólo por la llegada de los españoles en la época, sino también por la propagación de enfermedades que causaban una gran cantidad de muertos. El impacto epidemiológico disminuyó gradualmente la población indígena como en México-Tenochtitlan, donde murieron más indígenas que los que habrían muerto a consecuencia del proceso de conquista (Malamud 2007:119). El otro factor que afectó a la demografía en América fue la inmigración de unos 10 millones de africanos que llegaron allí como esclavos y fueron sometidos a trabajos forzados debido a la trata negra, mientras había una gran inmigración española. Aparte de esto, había una explotación grave de los indígenas y africanos, quienes debían trabajar para los conquistadores. También se explotó ampliamente la riqueza de los recursos naturales que beneficiaba a los españoles (Malamud 2007)

[1].

Como surgió una sociedad mezclada con diversas etnias, hubo muchos matrimonios entre diferentes orígenes. Existían muchas combinaciones distintas en el Nuevo Mundo como español con india (mestizo), español con negra (mulato), mulato con española (morisca), etc. y cada combinación estaba en un nivel social diferente en la sociedad colonial. Los españoles originarios de España estaban en la cúspide de la pirámide social, mientras los criollos, quienes nacieron en América, estaban en el segundo nivel, y los dos niveles tenían papeles en la administración y la política. Aunque había diversidad étnica, el cristianismo era la religión oficial. La construcción de iglesias se llevó a cabo rápidamente en casi todos los territorios para transmitir la religión (Malamud 2007). Hoy en día, la mayoría de la población latinoamericana profesa el cristianismo y el catolicismo, aproximadamente 80% en total.
Sin embargo, la conquista abrió nuevas vías de comunicación y transporte, que es un fenómeno positivo porque ayudó al florecimiento de la economía en América. Se construyeron muchos puertos oceánicos por razones mercantiles entre América y Europa, los bienes eran principalmente oro, plata y alimentos, así como la exportación de manufacturas desde Europa y esclavos desde África hacia América. Otra consecuencia fue la mundialización del comercio transatlántico. Además, se introdujeron los productos propios de los cultivos amerindios en el resto del mundo, por ejemplo el maíz, la patata, el cacao y el tomate, los cuales se convirtieron en alimentos importantes que se siguen consumiendo hoy en día. Además de la exportación, los conquistadores también introdujeron varios tipos de cultivos que no existían antes en el continente, como olivo, arroz, caña de azúcar y trigo; animales como el caballo, la vaca, la oveja, etc. No se puede negar tampoco la llegada de la tecnología avanzada usada en América (Navarro 2004).

4.3 Los Cambios Después de La Conquista – Malaca vs México

Malaca

 

Comparación México
Continente Asia Ubicación

 

Continente América
Malayos que vinieron de Indonesia e indígenas originados (orang laut)

 

Habitantes antes de la colonización Indígenas como los aztecas en Tenochtitlan y los mayas en Chichén Itzá
Un puerto internacional Situación pre-colonización

 

Un continente inexplorado
1400 por Paramésuara Año del descubrimiento

 

1492 por Hernán Cortés
1511 por Afonso de Albuquerque de Portugal Año del comienzo de colonización 1522 por Hernán Cortés de España

 

2 años (1509 – 1511) Duración del proceso de colonización

 

30 años (1492 – 1522)
448 años (1509 – 1957) por los portugueses, los holandeses y los británicos

 

Duración del colonialismo

 

299 años (1522 – 1821) por sólo los españoles

 

Indudablemente, los dos sitios en que se enfoca este proyecto se enfrentaron a muchos cambios significativos tras la colonización europea en varios aspectos, como lo social, lo económico, lo político, lo religioso, etc. Eso significa que el colonialismo tuvo mucho impacto o consecuencias que formaron lo que son hoy en día los países. A pesar de que los dos sitios están en diferentes continentes, los cambios son similares bajo el control de las fuerzas occidentales. Primeramente, las razones principales que motivaron a los primeros colonizadores europeos son semejantes; ambos imperios coloniales europeos tenían la intención de buscar sitios mercantiles y los recursos naturales por la intensa competencia en la época. Todos los grandes imperios intentaban convertirse en el superior. Aparte de esto, querían transmitir sus religiones, principalmente el cristianismo, que era la religión oficial en muchos países europeos, incluidos Portugal y España.
La consecuencia más obvia es el cambio social, ya que cambió profundamente el papel de los habitantes antecesores y la demografía de la sociedad colonial. Anteriormente, los indígenas originarios mexicanos y los malayos en Malaca tenían el dominio sobre sus propias tierras y control sobre la administración y privilegios que los beneficiaban. Sin embargo, perdieron sus poderes después del comienzo de la colonización por las fuerzas europeas. La gente se convirtió en trabajadores, hasta el punto de muchas veces convertirse en esclavos, mientras que los imperios coloniales recibieron los mejores beneficios a través de la explotación de los recursos naturales y el cobro de impuestos. Ambos sitios se enfrentaron a una gran inmigración también; llegaron los africanos a México, por otro lado, vinieron los chinos y los indios a Malasia, incluido el puerto de Malaca a trabajar como mano de obra (Malamud 2007). Esta inmigración influyó profundamente la demografía local, dando lugar a una comunidad mezclada con varias razas y combinaciones. Por ejemplo, los mulatos que son el fruto de la mezcla de españoles y africanos en América, y los baba nyonya, que es una combinación entre chinos y malayos. Es decir, nacieron unas etnias nuevas debido a los flujos migratorios.
A pesar de la aparición de diversas etnias, los colonos intentaban separarlos y también mantenían la ideología de la superioridad de la “raza blanca”. Así que existía una jerarquía social, en la cual los colonizadores estaban por encima y los habitantes locales estaban abajo con menos derechos y poder. Como separaban a las etnias, cada grupo de ellos se dedicaba a diferentes sectores económicos. Por ejemplo, en Malasia, los chinos trabajaban la plata y el oro, los indios, en las fincas de caucho y los malayos se involucraban en las artesanías tradicionales. Una separación parecida también sucedió en México. Por otro lado, la oportunidad de obtener una educación formal también dependía del nivel social; aunque se construyeron muchas escuelas durante la colonización, había gran cantidad de gente que no podía estudiar por esta situación de divisiones sociales. En Malasia, cada raza tenía su propio sistema educacional en su propia escuela.
El sistema político recibió un gran cambio tras la irrupción de los conquistadores en Malasia y México, como ya se ha dicho, en las civilizaciones indígenas de México, los imperios azteca y maya practicaban una política basada en la creencia del poder de la naturaleza. Estas prácticas desaparecieron totalmente después de la llegada de los españoles y empezaron a practicar una administración más moderna, parecida a la de los Reyes Católicos en España. En el caso de Malaca, los malayos practicaban un sistema del Sultanato como rey del territorio, quien poseía el poder completo con la ayuda de los bendahara, los que tenían una posición administrativa en los reinos malayos. Pero, esto se perdió el poder bajo el control de los colonos europeos, y los británicos introdujeron el sistema que gestionaban los territorios malayos.
Tras la colonización en Malaca y México, se incrementó mucho la economía aunque se produjo una grave explotación por parte de los europeos. El comercio marítimo se amplió y también se introdujeron muchos productos nuevos en todo el mundo. El colono español exportaba diferentes productos, cultivos y minerales originarios de América como el tomate, la patata, el oro y la plata a Europa y China, mientras que llevó a América otros productos que no existían allí. En Malasia, merced a la riqueza de recursos como la plata, y la introducción del caucho y café por los británicos, Malasia se mantenía como una de las potencias exportadoras más importantes en Asia.
Uno de los objetivos principales que tenían los imperios coloniales cuando empezaron la colonización en el mundo era la transmisión de la religión cristiana. Por eso, con la construcción de las iglesias en las colonias, el cristianismo llegó a ser la religión común en Malaca y México, pese a la gran influencia del islam en Malasia. Además, los idiomas de Europa se convirtieron en lenguas oficiales; casi todas las colonias americanas hablan español, y las lenguas portuguesa e inglesa eran enseñadas en Malasia, incluyendo a Malaca. Desde mi punto de vista, es una lástima que hubiera muchas lenguas indígenas que desparecieron durante este periodo.
Aparte de las consecuencias mencionadas, lo que podemos encontrar en común debido al proceso colonial en ambos sitios es que surgió el patriotismo entre la gente de las colonias. La gente en Malasia y México se unía y luchaba por la independencia frente a los poderes coloniales, no importaba la raza, la etnia o la nacionalidad. Toda la gente luchaba contra España y Gran Bretaña para conservar su propia tierra. Con el esfuerzo de toda la nación, los dos países ganaron la independencia, Malasia en 1957, y México en 1821.

5.0 Conclusión

Indudablemente, la historia es muy importante para entender el origen de un país. En otras palabras, los sucesos pasados formaron la identidad de los países de hoy en día, las que fueron afectadas más cuando se involucraron fuerzas foráneas durante el proceso de colonización. A pesar de la influencia de dos imperios europeos distintos, Malasia y México enfrentaron muchos cambios amplios en varios aspectos tras la colonización.
A través del análisis comparativo, podemos ver que los cambios significativos que existen en ambos sitios son similares. Los cambios principales afectan la cultura, la demografía, la religión, la economía, etc. Aunque el colonialismo produce algunos impactos positivos en los lugares donde ejerce su fuerza, las consecuencias negativas son más influyentes, ya que causan la pérdida de la originalidad de la comunidad indígena precolombina.
En conclusión, gracias a este proyecto, se obtiene la oportunidad de estudiar la historia de Malasia y México, que para mí es importante como malasio y estudiante de la lengua española. También permite entender el concepto de los dos términos: “colonialismo” e “imperialismo”. Aparte de esto, se ha podido demostrar mejor el impacto causado por el proceso de colonización a través de una comparación de dos sitios diferentes. Es decir, un proyecto así puede ser un buen medio para estudiar la historia de cualquier civilización a fondo.

 

6.0 Bibliografía

Aidil, H.B. (1974) The History of Malacca: During the Period of the Malay Sultanate. Malaysia: Dewan Bahasa Dan Pustaka, Kementerian Pelajaran Malaysia.

Bennassar, B. (1980) La América española y la América portuguesa. Siglos XVI-XVIII. Madrid: Akal.

Berger, M. (2008) Child Psychology and Psychiatry. Volume 49, Issue 7 July 2008: 792.

Borschberg, P. The Seizure of the Santa Catarina Revisited: The Portuguese Empire in Asia, VOC Politics and the Origins of the Dutch-Johor Alliance (c. 1602–1616). Journal of Southeast Asian Studies, 33.1 (2002): 31–62.

Crabtree, D. (1997) The Importance of History. Gutenberg College.

Hackett (1998) Thucydides, The Peloponnesian War. Indianapolis.

Hobsbawn, E.J. (1998) La era del Imperio. Madrid: Labor.

Huillery, E. (2010) The Impact of European Settlement within French West Africa. Journal of African Economies, Oxford University Press (OUP), pp.1-49.

Larrea, E.D. (2013) La Situación Actual De La Comunidad China En Malasia. HAO, Núm. 30 (Invierno, 2013), 123-129.

Malamud, C. (2007) Historia de América. (2ª ed.) Madrid: Alianza Editorial.

Navarro, J.L.G. (2004) Historia Universal. (9ª ed.) México: Pearson Educación de México.

Nunn, N. (2009) The Importance of History for Economic Development. Annual Review of Economics, 1, 65-92.

Pinto, P.J.D.S. (2012) The Portuguese And The Straits Of Melaka, 1575-1619. (1ª ed.) Singapura: NUS Press.

Portuguese Presence. (n.d.) Recuperado de http://malaysianstudies.webs.com/portuguesepresence.htm

Ramen, F. (2003) Francisco Pizarro: The Exploration of Peru and the Conquest of the Inca. New York: The Rosen Publishing Group.

Sharma, A. & Gupta, T. (2015) The Making of the Third World: The Impact of Colonization. Research Journal of English Language and Literature (RJELAL), Volume.3.2.2015, 2395-2636.

Tze, P.M.N. (2012) Globalization and Religion: The Case of Malacca and the Work. Religions, 3, 1075-1084.

Vaivasuata. (20 de agosto de 2014) Diferencia entre imperialismo y colonialismo. Recuperado de: http://diferenciaentre.info/diferencia-entre-imperialismo-y-colonialismo

[1] Véase Historia de América (Mahmud 2007:145-149, 168-176) para ampliar la información.