Armando Miguélez LP 1

Memoria histórico-literaria
Armando Miguélez
Alicante, España
En esta sección de “La Palabra” trataremos de rescatar los autores y textos que conforman la tradición literaria e
histórica aztlanense. Estos autores y textos los explicaremos y le pondremos introducciones críticas y notas, siempre
y cuando las requieran, para una mejor comprensión por el lector actual.
Conscientes de lo olvidado de este legado vamos a tratar de siempre reproducir los textos y no sólo hablar
fragmentadamente de ellos. La sección se convertirá, pues, en una antología, lo más completa posible, de una hipotética
Biblioteca de Autores Aztlanenses, necesaria como el aire que respiramos para de una vez por todas acabar con el
rumor del analfabetismo y la iliteralidad de nuestra historia hispanounidense.
Trataremos de demostrar con esta sección el rico legado escrito de “Nuestra América” (José J. Vega, Nuestra
América,-México D.F. Imprenta Galve, 1969), donde nuestros ancestros se han definido a sí mismos y nos han
descrito sus inquietudes, zozobras y preocupaciones con el talento individual y la conexión contextual a los tiempos
que les tocaron vivir.
Por eso también trataremos de periodizar estos escritos siguiendo los parámetros occidentales de los cambios de
gusto y de estética a través de los siglos. En todos estos periodos literarios hay alguna obra relevante escrita en el
hoy territorio político de los EEUU. Nunca la población hispanounidense fue ajena a los gustos estéticos de su
tiempo, y participó en el desarrollo y divulgación de esa estética tanto en la literatura como en el arte y la música.
Hablando de la literatura en particular, la lengua más usada a través de los tiempos ha sido el español, pero también
tenemos textos literarios en leguas indígenas y en francés e inglés desde el siglo XVIII.
En Aztlán tenemos textos literarios indígenas, renacentistas, barrocos, neoclásicos, románticos, realistas/costumbristas,
naturalistas, indigenistas, modernistas, vanguardistas y de los más variados estilos durante todo el siglo XX
y el actual siglo XXI.
La sección tratará de identificar y clasificar estos textos y autores a través de los siglos y relacionarlos en un esfuerzo
por darle continuidad a la historia literaria y quehacer artístico de los hispanounidenses.
Ni qué decir tiene que con los estudios ya hechos en este terreno de la historia literaria de Aztlán (John Gilmary
Shea, Bancroft, Bolton, Aurelio M. Espinosa, padre e hijo; Luis Leal, David Arias, Joseph Sánchez, Tino Villanueva,
Luis Valdez, Américo Paredes, Felipe Ortego, Gabriel Meléndez, Fray Angélico Chávez, Tomás Ybarra-Frausto,
Alejandro Morales, Juan Rodríguez, María Herrera-Sobek, Nicolás Kanellos, Rosaura Sánchez, Ray y Gerardo
Padilla, Justo A. Alarcón, Ana M. Osán, Fernando Tapia, Juan Velasco, Marco Jerez, Víctor Fuentes, Guillermo
Hernández, etc.) podemos concluir que esa continuidad existe y que el acervo textual es enorme. Esta va a ser
nuestra tarea: conseguir presentar estos escritos y colocarlos en la tradición literaria aztlanense con el propósito de
reconstruir y normalizar dicha tradición truncada por los avatares de la historia del pueblo hispanounidense que
ha sido relegado política y culturalmente a una especie de residuo o margen de la cultura mayoritaria y dominante
angloamericana.