David Durán LP 1

Durán, David
Universidad Estatal de Arizona
Nació en Michoacán y después se trasladó a Sonora siendo un niño. Ahora se encuentra radicado en Phoenix
Arizona USA. Asistió a la Universidad Estatal de Arizona (ASU por sus siglas en inglés) en donde se graduó con
dos licenciaturas, una en Justice Studies y otra en Literatura en español. Recientemente graduado de la misma
institución con una maestría en literatura chicana. Ha asistido a algunas conferencias nacionales e internacionales
dentro de las cuales se encuentran: XIII Reunión de Investigadores de Ciencias Sociales y Humanas (Puebla.
Méx). Séptimo Foro Internacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura. Universidad de Sonora, (Hermosillo,
Sonora, México). IV y V Congresos de Poetas Migrantes. San Luis AZ, San Luis Son. IV Encuentro de Escritores
Iberoamericanos en Estados Unidos (homenaje a Luis Valdés). Peregrinos y sus Letras. Phoenix AZ. Homenaje al
Doctor Justo S. Alarcón”. Phoenix AZ. XIV y XV Conferencia de Literatura ASU. Algunas publicaciones incluyen:
“La carta que nunca escribí”. Revista Literaria Katharsis Septiembre 2008 España. “Luna llena”. Revista Literaria
Katharsis Septiembre 2008 España. Congressional Immigration Reform. The Examiner. Julio de 2010. “Carrera a
muerte” Refugio Poético primavera 2012. “El Descubrimiento” Refugio Poético primavera 2012.
La inmigración ilegal
Fondo. La inmigración ilegal dentro de Los Estados Unidos de Norteamérica y sus efectos de expansión y globalización,
tanto urbana como rural, ha tenido graves consecuencias tanto políticas como sociales bien sea para Los Estados
Unidos como para los países desde donde se produce dicha migración. A éste problema del fenómeno migratorio
se han adherido grupos tanto civiles como oficiales, unos apoyando la inmigración dentro del territorio estadounidense
y otros rechazándola. Dentro de los grupos no oficiales podemos encontrar a los medios de comunicación masiva
quienes por su influencia con el pueblo juegan un papel muy importante dentro de lo que se podría llamar el
fenómeno migratorio. Por añadidura, encontramos la tecnología en general, misma que es empleada para restringir
la inmigración.
Hipótesis. Así pues, la influencia tecnológica desempeña un papel muy importante dentro del anteriormente citado
problema.
Marco teórico. Con el paso de los años, la tecnología ha creado toda una red de espionaje tratando de evitar la
entrada de indocumentados dentro de los Estados Unidos.
Objetivo. Basados en lo anteriormente expuesto, el trabajo que va a continuación, estará enfocado en ver cómo la
tecnología ha influido, ya sea de forma positiva o negativa, al fenómeno migratorio. Otro punto a tratar será el de la
discriminación racial sufrida por los indocumentados, además de las luchas internas en las que están involucrados
los inmigrantes para conseguir una amnistía. Finalmente se verá una breve semblanza del cómo y cuándo, además
de los motivos que dieron inicio a la emigración de algunos países hacia los Estados Unidos.
La inmigración ilegal
Hablar del tema de la inmigración ilegal, no de ninguna manera un tópico nuevo dentro de Los Estados Unidos
de América (USA). De esta situación se ha hablado bastante durante los comienzos del siglo XXI. Éste tema fue
tratado con la misma intensidad durante la mayor parte del siglo pasado, siglo XX. Dentro de las vías de emigración /
inmigración al territorio estadounidense existen dos corrientes claramente definidas. Estas formas de inmigración
son las llamadas “legal” e “ilegal”. Cabe mencionar, en términos generales, que tanto las emigraciones como las
inmigraciones se producen en todo el orbe y en todos los tiempos. Por este motivo, aclaro que mi trabajo se limitará y
enfocará en el fenómeno inmigratorio que está ocurriendo y que tiene una relevante importancia dentro de USA.
También es muy importante el ver cómo la tecnología está desempeñando un papel importante tanto en la identificación
como en la detención y deportación de los indocumentados.
Si hablamos de la primera forma de acceso al país estadounidense, es decir la “legal,” lógicamente estamos refiriéndonos
a aquella que se realiza por medio del proceso o procesos legales, donde se incluyen todos los permisos y papeleos exigidos
por dicho país para poder aceptar la entrada al hemisferio físico de dicha entidad. Dentro de dicha corriente migratoria,
se deben incluir categorías tales como refugiados políticos, estudiantes, turistas, negociantes, exiliados, etc. Las personas
incluidas dentro de esta categoría no tienen problema alguno para vivir, trabajar y hacer una vida “normal”. Este
tipo de inmigración es importante y bien recibido por la gran mayoría de los estadounidenses, principalmente
si dichos inmigrantes provienen del continente Europeo. Cabe mencionar, que la mayoría de estos inmigrantes,
vienen a USA con un cierto nivel académico, mismo que les permite trabajar en compañías, o en trabajos donde
su remuneración económica percibida por su aporte laboral es bastante aceptable. La importancia y el aporte
económico que este grupo ofrece al país estadounidense son esenciales para el desarrollo del mismo.
Otra corriente migratoria con el mismo estatus (legal) proviene de países más pobres, es decir, de los continentes
africanos, asiáticos y sudamericanos. Debido a que la inmensa mayoría de ellos no traen consigo el mismo nivel
académico que los europeos, no son vistos de la misma forma que aquellos. Aquí es donde cabe mencionar, que la
inmensa mayoría de estos inmigrantes no tienen una preparación académica importante, por lo que su necesidad
económica los obliga a realizar trabajos en los campos o en factorías ganando un salario infinitamente inferior. El
hecho de que la labor realizada por dicho sector sea efectuada en los campos de cultivo, fábricas o restaurantes no
significa que la importancia de su aporte económico al desarrollo del país no revista la misma magnitud que tiene
el aporte al desarrollo que efectúan aquellos a quienes llamaría “académicos”.
No hay mucho de qué hablar en este trabajo sobre la inmigración “legal” pues no representa un gran problema
político ni social para la comunidad estadounidense, ni para los países de origen de estos migrantes. Dicho lo anterior,
se verá que mi trabajo irá enfocado en lo que es la segunda corriente migratoria, “la ilegal”.
La inmigración llamada “ilegal” dentro de USA, es aquella que se produce cuando, por necesidades económicas, las
personas se ven obligadas a abandonar su país de origen y a adentrarse en USA sin el permiso de entrada correspondiente.
Es éste el tema que me atañe, tema mismo que desglosaré en este trabajo.
Para comenzar y para entender este movimiento migratorio, es necesario ver el cómo y el cuándo de la iniciación
de este fenómeno que se ha convertido no sólo en un problema social, sino que además es un fuerte problema
político dentro de los Estados Unidos. Es importante observar cuál es la motivación principal que agita y obliga a
los migrantes de nuestros países de Latinoamérica, en general, y principalmente a los mexicanos, a buscar nuevos
horizontes dejando atrás a sus seres queridos.
La inmigración ilegal dentro del territorio de los Estados Unidos es un hecho. El tema migratorio y sus consecuencias
socio-políticas son observados por los ciudadanos estadounidenses día tras día en los medios de comunicación
masiva de aquel país. Este fenómeno es usado políticamente por algunos legisladores y políticos sin escrúpulos en
general, quienes usan la inmigración ilegal para aterrorizar a los ciudadanos, con el único propósito de lograr los
sufragios necesarios para su elección o reelección a cargos del gobierno. Algunos de los argumentos esgrimidos
por los políticos para intimidar a los ciudadanos con respecto al supuesto peligro que corren con la corriente de
inmigrantes ilegales son principalmente nombrar a los indocumentados como terroristas, y decir que éstos son
una carga pública para el sistema económico de la nación y la seguridad del país. Cabe mencionar que el blanco
principal de la ciudadanía a quienes la información de los políticos va dirigida son las personas de la tercera edad.
Los ancianos forman el grupo de ciudadanos más vulnerable, pero además es el grupo que, en el momento de las
elecciones, hacen acto de presencia masiva para depositar su voto.
Si tenemos que hablar de la inmigración ilegal mexicana, es necesario hacer mención cuándo y cómo se inició
dicho fenómeno. Dejando a un lado el hecho de que todo el sur de los Estados Unidos perteneció a España y a
México hasta principios del siglo XIX, y que por ende miles de mexicanos vivían ahí antes de la llegada de los
anglosajones, sería coherente recordar que la primera ola migratoria mexicana al territorio estadounidense de hoy
día se dio como consecuencia de la Revolución Mexicana a principios del siglo XX. Dentro de este flujo migratorio
podemos encontrar lo mismo gente humilde que grandes personajes políticos y literarios. (Los hermanos Flores
Magón, José Vasconcelos y Mariano Azuela entre ellos). Esta oleada de inmigrantes, trajo como efecto negativo la
creación de lo que sería la primera agencia federal encargada de restringir la entrada de ciudadanos no estadounidenses
a su territorio.
Sería bueno detenernos un poco y dar una breve crónica de la formación de las agencias migratorias dentro de
USA. La primera agencia de inmigración llamada Oficina de Superintendencia de Inmigración fue fundada en
el año 1893. Esta misma agencia se fundió con el Buró de Inmigración en 1895. En 1903 se llamó simplemente
“Buró de Inmigración”. En 1906 cambió su nombre a Buró de inmigración y naturalización. Para 1924, y debido a
la oleada de inmigrantes causada por la Revolución mexicana, se creó lo que conocemos como U.S. Border Patrol.
Oficina que lógicamente se enfocó a perseguir indocumentados en la frontera sur del país. En 1933 se unieron
el Buró de Inmigración y el Buró de Naturalización creando la agencia de (INS). Finalmente en 2003 se crearon
United States Citizenship and Immigration Services (USCIS), Immigration and Custom enforcement (ICE), y
Custom and Borders Protection (CBP) todas ellas bajo la supervisión del Departamento de Seguridad Nacional
(Home Land Security) USCIS.GOV PORTAL
La segunda entrada masiva de mexicanos, y la que quizás marcó el rumbo definitivo para posteriores inmigraciones,
ocurrió durante el período de la Segunda Guerra Mundial, WWII. Debido al conflicto armado en el que USA se
encontraba involucrado, la inmensa mayoría de los jóvenes y hombres en edad de laborar se hallaban enlistados
en las fuerzas armadas estadounidenses. Este factor motivó la entrada de las mujeres a trabajar en labores que
anteriormente sólo estaban predispuestas a ser realizadas por los varones. Esta acción de incorporar a las mujeres
al sector laboral no fue suficiente para cubrir las necesidades económicas. Pero más que todo fue la urgencia de
levantar las cosechas lo que motivó a los americanos a voltear sus ojos al país vecino (México) en aras de encontrar
la mano de obra necesaria para que el resto de la población pudiese tener comida en sus mesas.
El gobierno estadounidense pidió al mexicano que le permitiera contratar mano de obra –barata– para que realizara las
labores que se encontraban abandonadas por causa del conflicto bélico al que se estaban enfrentando. El gobierno
mexicano accedió a la petición de su vecino del norte y envió un contingente laboral de 3 millones de trabajadores.
Este programa fue conocido como el “Programa Braceros”. Este movimiento migratorio trajo un alivio económico
inmediato para los Estados Unidos, pues los trabajadores recién llegados se dispersaron por toda la nación realizando
todo tipo de labores. Este programa, que se inició en 1943, se extendió en 1947 y llegó a su fin en 1964 (USCIS.GOV)
El problema con esta oleada migratoria, que en su momento fue legal, es que al término del conflicto armado, la
fuerza laboral estadounidense regresó a su país, lo que motivó el cierre del programa de braceros. Una vez que el
gobierno estadounidense unilateralmente dio por terminado el programa de los braceros, muchos de los mexicanos
regresaron a su patria, pero una gran mayoría decidió quedarse en este país dando así origen a pasar de un “estatus
legal” migratorio a un “estatus ilegal”.
Toda esta situación conlleva una actitud de conveniencia e hipócrita por parte del gobierno estadounidense, la cual
se ve reflejada en sus acciones. Es decir, en el momento en que urgentemente se necesita mano laboral (misma que
por demás sale “barata”) se voltea al país vecino del sur para conseguir trabajadores. De la misma manera, cuando
ya no los ocupan, tratan unilateralmente de deshacerse de ellos, considerándolos un problema económico, por no
decir racial.
Los temas de la inmigración ilegal también conllevan argumentos de problemas económicos. Políticos opuestos a
la inmigración ilegal, utilizan los medios de comunicación masiva estadounidense para propagar su doctrina anti-inmigrante.
Tomando en cuenta que al ciudadano estadounidense lo que más le importa es la economía propia, estos políticos
y organizaciones en contra de la inmigración esgrimen la bandera de que el gobierno federal gasta millardos de
dólares en prestar servicios de cualquier tipo a los indocumentados. Servicios tales como hospitales, escuelas, bibliotecas,
welfare o bienestar, y otros, se proveen a personas que, según este grupo de anti-inmigrantes, no deberían de gozar
de esos beneficios. Pero, ¿de dónde salen esos recursos económicos para proveer tales servicios? De acuerdo con
este mismo grupo, esas aportaciones monetarias provienen de los impuestos que el pueblo estadounidense paga.
Es aquí donde el pueblo ve afectado su bolsillo. Este argumento utilizado por este grupo es muy discutible. Dentro
del país (EUA) nadie está exento de pagar impuestos. Estos mpuestos son pagados lo mismo por ciudadanos que
por los indocumentados. Ningún ilegal va a un supermercado a comprar exigiendo no pagar impuestos porque
es ilegal. Lo mismo pasa con autoservicios, inmobiliarias y todos los lugares en donde se realice una operación o
transacción económica por más grande o pequeña que ésta sea. Impuestos son abonados por comprar o por vender,
por gente legal o ilegal. Pero ¿qué pasa en el campo laboral? ¿Es acaso aquí donde los indocumentados están exentos de
pagar impuestos? Esta es una de las mentiras más grandes expuestas por los promotores anti-inmigrantes quienes
arguyen que el indocumentado no paga impuestos cuando trabaja.
Sin importar el lugar en el cual el indocumentado se encuentre trabajando, éste paga los mismos impuestos que
el ciudadano o el residente legal. Cada día de pago, el ilegal ve en su papeleta de pago las mismas deducciones,
es decir gravámenes federales, estatales y locales. Impuestos que van directamente al servicio de impuestos de la
agencia Internal Revenue Services (IRS). La gran diferencia entre los impuestos que pagan los indocumentados y
los residentes con estatus legal, llámense ciudadanos, refugiados, o cualquier otro grupo, es que al final del año fiscal
aquéllos obtienen una remuneración económica (desgravamen) por parte de los gobiernos federales y estatales,
mientras que los indocumentados, en su gran mayoría, no reciben ni un sólo dólar, quedando ese dinero en las arcas
federales y estatales. Entonces podemos colegir que la bandera anti-inmigrante de la carga económica por parte
de los indocumentados que blanden algunos políticos y algunas organizaciones con carácter racista son tan irreales
como decepcionantes, además de ser discriminatorias.
Otro gran problema que encaran tanto los indocumentados como los ciudadanos estadounidenses de origen mexicano
en USA es el de la segregación. El color de la piel desempeña un papel primordial para los efectos de discriminación
racial. Discriminación contra los mexicanos y los hispanos en general está latente en todos los sectores de la población
y el gobierno estadounidense. Yo personalmente fui detenido en dos ocasiones por los en aquel entonces llamados
agentes de inmigración en el aeropuerto internacional de Phoenix Arizona (Sky Harbor Airport). Mientras era
interrogado por los agentes migratorios observé cómo otros hispanos eran detenidos e interrogados. El problema
aquí es que nunca observé que a ningún/a blanco o persona de color fuese interceptada con la misma finalidad.
Además de preguntarme por mi estatus legal en el país, los agentes de inmigración estaban indagando y buscando
terroristas. Aquí cabe hacer una pregunta. ¿Es que acaso no existen terroristas con la piel blanca o negra? ¿En qué
manos está nuestra seguridad nacional?
Retomemos los temas referentes al terrorismo, a la seguridad nacional y a la inmigración ilegal. Es difícil de entender
el porqué se está construyendo una barda metálica para dividir los Estados Unidos de un país vecino y “amigo”
como es México. El argumento que originalmente se blandió fue el de proteger el territorio estadounidense de
ataques terroristas asegurando las fronteras. A este argumento se le agregó después el de detener la inmigración
ilegal y el narcotráfico. Analicemos un poco esta actitud. “Construyamos un muro para proteger nuestra patria
de ataques terroristas.” Este argumento en principio parece fuera de sentido. El problema aquí es que los ataques
terroristas efectuados el fatídico 11 de septiembre fueron realizados por terroristas que ingresaron por la frontera
norte, Canadá. Otro problema aquí es que dicho muro se está construyendo solamente en la frontera sur y no en
la frontera norte, que fue el lugar desde donde entraron los terroristas. Entonces, si los terroristas entraron por
Canadá, ¿por qué se construye un muro en México y no en Canadá? Esto suena tan ridículo como decir que si
pierdo una moneda en la obscuridad voy a ir a un lugar en donde hay luz para buscarla. Segundo, detener la inmigración
ilegal es sólo una utopía. Mientras el pueblo mexicano siga muriéndose de hambre, seguirá emigrando para el país
vecino del norte a buscar su sagrado derecho de supervivencia, con muralla o sin muralla. Si el gobierno de los
Estados Unidos construye un muro de 5 metros, el pueblo construirá una escalera de 6 metros para poder cruzar
la frontera. Etc.
Refiriéndose a este muro conocido como “el muro de la tortilla” o “The Shame Wall” (el muro de la vergüenza) el
ex presidente de la antigua Unión Soviética (USSR) Mikhail Gorvachev expresó “No puedo creer que los Estados
Unidos estén construyendo este muro después de que juntos derribamos el muro de Berlín” “porque un país tan
rico como USA gasta su dinero en construir este tipo de murallas” (Youtube. Gorbachev on the US Mexico border
wall). La construcción del muro fronterizo fue aprobada por el congreso mayormente Republicano con un total
de 283 votos a favor y 138 en contra. Este muro consta de una extensión de 1.125 Kms aproximadamente (Prensa
Hispana).
Con respecto a los grupos que han mostrado una abierta oposición a la entrada de indocumentados se encuentran
los llamados Minuteman. El siguiente es un artículo publicado en la página de los llamados “Minuteman”. (Este
es un grupo de ciudadanos civiles e independientes del gobierno de los Estados Unidos cuyo único objetivo es el
de “proteger” la frontera sur de los inmigrantes ilegales). Aquí cito dicho desplegado “Las fronteras Americanas
están bloqueadas por la invasión de millones de intrusos ilegales gritando en nuestras calles y demandando una
amnistía. ¿Han tenido suficiente abandono? (los ciudadanos por parte del gobierno). Nosotros estamos, y hemos
estado haciendo algo al respecto. Tú puedes ayudar a construir la barda y mostrar tu espíritu patriota enviando
donaciones monetarias para poner calcomanías en las defensas de tus autos. Así, mientras manejas, dejas saber a los
americanos de la solución para asegurar nuestras fronteras. (Minuteman. May/07) en respuesta a este comunicado
la revista National Geographic escribió, “fronteras atraen violencia, violencia acelera bardas. Y bardas eventualmente
se transforman en muros. Un muro se convierte en una virtual bofetada. Pareciese que amamos las bardas,
pero estamos disconformes con ellas (bardas) porque ellas dicen algo desagradable acerca de nuestros vecinos- y de
nosotros mismos-. Ellas nos ofrecen sentimientos en choque porque no queremos admitir que los necesitamos” (a
los mexicanos) (National Geographic May, 07).
Retomando al grupo llamado Minuteman, estos cuentan con la más avanzada tecnología para detener la inmigración
ilegal en la frontera sur de USA. Dentro de esta tecnología se incluye, pero no se limita a: radares, páginas electrónicas,
estaciones de radio, etc. Este grupo está siempre muy activo en su afán de detener a los inmigrantes procedentes de
México, pues entre sus actividades se incluyen el enviar faxes al Congreso estadounidense pidiéndoles que detengan
la inmigración ilegal y que nieguen amnistía para los indocumentados ya residentes en USA. En respuesta a estos
comunicados y a las acciones tomadas por los Minuteman, algunos grupos que apoyan la amnistía aseveran que
la inmigración ilegal y el asegurar las fronteras es una responsabilidad del gobierno federal, y que ni los gobiernos
locales o estatales tienen derecho a detener a los inmigrantes.
La tensión entre los que se empeñan a restringir la inmigración ilegal, y los miembros de protección de los derechos
civiles, también se manifiesta en esta lucha donde la tecnología juega un papel importante. Las leyes designadas
para restringir la inmigración ilegal a menudo acarrean con ellas una marcada discriminación en contra de las minorías
étnicas. Los empleadores se enfrentan a penalidades económicas por emplear indocumentados, esto sucede en la
primera ocasión que se encuentre una o más personas indocumentadas trabajando en su compañía. La pena subsecuente
conlleva prisión para el empresario si se encuentran trabajadores indocumentados en redadas posteriores. Ante
esta situación, los contratantes se sintieron temerosos de contratar trabajadores de origen hispano, aunque estos
sean ciudadanos de los Estados Unidos. Varios grupos y organizaciones hispanas de USA se dedicaron a denunciar
transgresiones a los derechos civiles de los inmigrantes. Pero ¿dónde entra la tecnología en todo esto? El Departamento
de Inmigración de los Estados Unidos formuló un sistema por medio del cual electrónicamente se puede verificar
la autenticidad de los documentos de los trabajadores de una empresa. Este sistema es conocido como E-Verify.
Para comprobar el estatus legal de los trabajadores, los patrones tienen que llenar el formulario I-9, formulario que
se encuentra en los portales de la página de USCIS.gov.
Entre los sistemas tecnológicos empleados por el Departamento de Inmigración en su afán de detener la inmigración
ilegal tenemos el llamado INPASS. Este es un sistema que fue desarrollado para acelerar el tráfico y agiliza además
la inspección de viajeros en los aeropuertos. El funcionamiento básico de este procedimiento es el siguiente: cuando
el viajante inserta su pase de abordaje, mismo que tiene un código de identificación. La persona tiene además que
poner su mano en un lector de mano, los datos son enviados y procesados en un sistema de datos llamado IBIS.
Si ambos datos (mano y tarjeta coinciden) la inspección es completada automáticamente sin la intervención de un
agente. Este procedimiento toma 30 segundos aproximadamente y puede ser modificado. (USCIS.GOV)
APP. Este sistema es empleado para verificar la entrada al país en lugares remotos. Al igual que el anterior programa,
se basa en una población que fue previamente introducida en el programa. En este programa, la persona
utiliza su voz como medio de reconocimiento, además de un número de identificación personal. La persona recita
una frase en un teléfono, misma que anteriormente fue grabada, un sistema lo escucha y compara. (USCIS.GOV)
RVIS. Este es otro sistema empleado en puertos de entrada remotos. Este sistema está basado en videocámaras las
cuales recogen la imagen del viajero.
Los anteriormente descritos son sólo algunos de los sistemas innovados que el USCIS está empleando en su lucha
por mantener la inmigración ilegal alejada de sus puertos de entrada. Pero además de todos estos sistemas, aplicados
de diferentes maneras en su afán de detener la inmigración ilegal, tenemos el que tal vez hoy en día es el más importante
de todos, el de internet.
El papel que internet ha jugado en recientes años en esta pugna migratoria es sumamente importante, como a
continuación lo veremos. Las informaciones dadas en la Internet alrededor del mundo, se centran principalmente
en el muro que USA construye en su frontera sur, y todas ellas están en contra de dicha construcción. Muro mismo
conocido como “El Muro de la Tortilla” o “El Muro de la Vergüenza“ (The Shame Wall). Algunos de estos artículos
comparan este muro como el “Nuevo muro de Berlín”. Javier Solana, quien fue jefe de relaciones exteriores de la
comunidad europea, escribió “Los inmigrantes deben ser tratados como seres humanos, no como animales” (Finoki)
www.subtopiablogspot.com. Otro informe de Internet –éste proveniente de Israel– menciona que el muro será
construido por gente, compañía y tecnología israelí. Esta firma es la misma que construyó el muro “the apartheid
wall” en Palestina. El artículo también nos dice que dentro de la tecnología que se proveerá se encuentran sistemas
de alargamiento visual, electróptica, avionica, controles térmicos etc. www.4report.com/node/2743.
Un artículo importante digno de comentar es el emitido por “The Heritage Fundation.” Dicho artículo es llamado
“Mexico’s answer to el muro” y es escrito por James Jay Cafarano quien es uno de los lideres en defensa y seguridad
nacional de EE.UU.
En su artículo, Cafarano trata de dar una excusa por la construcción “del muro de la tortilla”. El artículo dice así:
“Los mexicanos se encuentran profundamente consternados y en conflicto por la iniciativa para construir el muro,
por un lado, la corrupción mexicana ha enviado mexicanos desde décadas para trabajar como trabajadores indocumentados
en EE.UU. Por otro lado, algunos mexicanos culpan a los Estados Unidos por los problemas de seguridad de que
los americanos culpamos a los mexicanos, la cual es el insaciable apetito de los americanos por consumir drogas
ilegales. Los mexicanos exigen una mejor respuesta. Primordialmente, ninguna persona con la que hablé me cuestiona
el derecho que tienen los Estados Unidos de salvaguardar sus fronteras” (Cafarano, the heritage fundation octubre
/28/2006) www.heritage.com. Como vemos en este artículo, Cafarano defiende el derecho de construir el muro
que tienen los Estados Unidos. En su artículo comenta la influencia que la corrupción mexicana tiene en el hecho
de que los mexicanos traten de abandonar su país y traten de internarse ilegalmente en EE.UU. Cafarano defiende
su derecho de protegerse del terrorismo y del narcotráfico aunque reconoce que los consumidores de drogas se
encuentran en EE.UU. Lo que Cafarano no menciona es que uno de los motivos principales por el incremento del
narcotráfico es la facilidad que tiene la población de comprar armas. Armas mismas que compran los narcotraficantes
dentro de los Estados Unidos y que sirven para matar mexicanos. Dicho en otras palabras, los Estados Unidos
ponen el dinero y los drogadictos y México pone los muertos. El Washinton Post, que es el diario informativo más
importante de EE.UU., escribió con relación al tema de la construcción del muro, y después de hacer énfasis en el
descenso en la economía que dicho proyecto tendría en las ciudades fronterizas, “Texas está conectado a México
por 23 puentes. A través de esos puentes, hemos mantenido por siglos viejas amistades y ataduras de sangre con
México, además el comercio y el turismo quienes benefician la economía de este estado y de EE.UU. www.washintonpost.
com. Volviendo al grupo de los minuteman, cientos de videos con tinte racista circulan en internet, concretamente
en las páginas de la tan visitada YouTube.
¿Cuál fue la respuesta en internet del gobierno mexicano a todo este problema de la construcción del muro fronterizo?
El entonces secretario de relaciones exteriores de México Luis Ernesto Derbez comentó “México no va a soportar
y no va a permitir una cosa tan estúpida como este muro”. José Luis Soberanes de la comisión de los derechos
humanos comentó “espero una reacción más enérgica por parte de nuestras autoridades” www.breitbart.com/news.
Es obvio que el gobierno mexicano tiene mucho que decir al respecto. Es innegable también que el gobierno mexicano
tiene poca o ninguna influencia en los asuntos que unilateralmente maneja EE.UU. Hago énfasis en que son asuntos
que el gobierno de EE.UU. maneja unilateralmente, porque nunca pidió una opinión al gobierno mexicano sobre
este asunto. Mismo énfasis que pongo en decir que poco, o nada, le importa al gobierno norteamericano la opinión
de México o cualquier otro país al respecto de la construcción del citado muro. Para hablar en lenguaje coloquial
mexicano “Lo que diga o haga México le hace lo que el viento a Juárez”. ¿Será por eso quizás que el gobierno
mexicano levanta su voz muy tibiamente en protesta por la construcción de dicho muro? ¿Será por eso que los
gobernantes mexicanos agachan la cabeza ante la afrenta que representa la construcción del “Muro de la Tortilla”?
La construcción “Del Muro de la Tortilla”, además de todas las penalidades, como humillaciones, discriminación,
etc., a las cuales estamos expuestas las personas de origen mexicano que vivimos en EE.UU., son y deben ser motivo
de una protesta enérgica por parte del gobierno mexicano. Protesta que nunca se llevará acabo, pues el gobierno
mexicano es tan culpable de esta situación como lo pueden ser el gobierno de los Estados Unidos y algunos de sus
ciudadanos (los minutemen). Algo en lo que tengo que coincidir con Cafarano es en lo referente a la corrupción que
existe en el gobierno mexicano. Mientras la corrupción, el hambre y la inseguridad persistan en México, el pueblo
seguirá saliendo a buscarse un mejor futuro, sea en donde sea. Futuro mismo que se convierte en toda una odisea
desde el momento en que abandonan sus lares y que continúa una vez que se encuentran en territorio estadounidense.
Una vez que el mexicano se encuentra en los Estados Unidos, la discriminación por parte de algunos de los sectores
está latente y toma fuerza cada día. Los grupos anti-inmigrantes hacen lo imposible por evitar la inmigración ilegal
utilizando todos los medios tecnológicos a la mano para lograr su meta. Grupos mexicanos, organizaciones latinas
y grupos de derechos humanos contraatacan utilizando los mismos medios defendiendo el derecho a la supervivencia
que tiene el ser humano. El gobierno norteamericano defiende su derecho de “asegurar sus fronteras” para lo cual
se vale de la tecnología más avanzada, dentro de la que se incluye, pero no se limita a aviones de radar, cámaras
infrarrojas, además la tecnología anteriormente descrita. La pregunta aquí es la siguiente: ¿Qué hace el gobierno
de México para proteger a sus ciudadanos? A esos ciudadanos que viven allende la frontera del norte. La respuesta
podría ser, poco y nada. ¿Acaso le importa al gobierno de México el sufrimiento de su gente? ¿No son acaso más
importantes las remesas económicas que el bienestar de los mexicanos en el exterior?
Bibliografía electrónica
www.Portal/site/uscis/minuteman
Youtube.gorbachev on to us mexico border wall
Youtube.minuteman/may/07
Uscis.gov/tales/testimony
www.subtopia.com,blogspot.com
www.4report.com/node/2743
www.heritage.org
www.washingtonpost.com
www.minutemanhq.combf
www.prensahispana.com
www.nationalgeographic.com
www.aporrea.org/internacionales/a/18971.html
http://subtopia.blogspot.com/2007/04/border-to-border-wall-to-wall-fence-to-fence.html
www.breatbar.com?news