M. Soto Morales LP 5

Soto Morales, M

13 años

Alumno del taller Escritura y Dibujo, que se imparte en Felipe Montes, Fábrica Literaria, S. C. a cargo de la maestra Ana Fabiola Medina, en San Pedro Garza García, N.L.

EL FOCO Y EL ESTAMBRE

Érase una vez, en un lugar lejano… bueno, no tan lejano, de hecho, fue en el Home Depot de la esquina, pero bueno, ahí fue donde comenzó todo. Hace poco tiempo, en el Home Depot, se hallaba un foco y un rollo de estambre que se hicieron enemigos con el paso del tiempo, estando de muestra juntos sobre un estante. Lo único que ambos querían era salir de ese lugar porque habían estado toda su vida allí. Una noche cuando nadie se hallaba en el lugar, el foco se dispuso a brincar del estante y huir de allí, sin embargo, no contaba con que podía romperse en muchos pedacitos. El foco brincó y lo último que escuchó fue su cuerpo estallar con tan tremendo ruido que despertó al estambre. Éste bajó del estante. El foco espantado gritó —¡Ayúdame estambre!— El estambre, quien no quería para nada al foco con desgano le preguntó: — Para empezar, ¿cómo llegaste aquí? —Quise escapar— le respondió el foco —¡Vaya! ¡Qué buena idea! Pero eres de vidrio ¿lo olvidas? No puedes brincar —Lo sé, ya me di cuenta. Pero, por ahora, ¿me puedes ayudar? —No, mejor yo voy a salir de aquí— El estambre se empezó a alejar poco a poco pero se dio cuenta de que no veía nada pues era de noche. Regresó con el foco y con sus hilos lo ató, el foco alumbró el camino y ambos salieron de allí, trabajando juntos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *