Perfecto Herrera Ramos LP 5

Herrera Ramos, Perfecto

“De su obra sólo cabe decir que enamora y seduce por la plasticidad de sus imágenes y el ritmo ágil de una escritura que no elude el compromiso consigo mismo y con la realidad social que le toca vivir. Destaca su limpia honestidad cuando desnuda sus sentimientos en trabajos en los que la amargura está para ser superada y de los que trasciende un ansia de serena felicidad. La búsqueda de sí mismo en “el otro” lo caracteriza en el viaje intimista de muchas de sus creaciones, alzándose en metáforas de las cosas más cotidianas, elevando a la categoría de belleza única los objetos que nos rodean y componen nuestro paisaje. Esa visión sensible y reflexiva sobre la vida y el paso del tiempo ocupará gran parte de su producción, conformando, incluso, el cuerpo principal de uno de sus poemarios”.

–Julio G. Alonso

 

NUEVE POEMAS

 

CHERNÓBYL EN LA MEMORIA

El campo de centeno era humo acre en la memoria
por donde el duende flavo de la hipóstasis
se encaramó a mis desengaños
paseando las dos manos entre las espigas
y acariciando el mundo.

Duele comprobar cuán lerdos podemos ser
adecentando las estatuas de los aleros
o exaltando la imagen sacrílega de la ciencia

Debiera el hombre no renunciar al misterio,
a desentrañar todo conocimiento.
Pero olvidar
que los ocultos y secretos enigmas
preservan toda vida,
necedad petulante sería
y holocausto indeleble para la especie y la misma existencia.

Chernóbil viene a mi memoria
– llaga invisible casi eterna en nuestro planeta –
para indicarnos púrpura señal de advertencia.

Duele ver a la madre Gea
sollozar y espantada ante sus hijos
jugueteando, malquistos, con los odres de la harina en flor,
ya hombres provectos y ya doctos,
que olvidan reforzar los estayes del esquife
y ofrecer toros negros a los dioses.

No solo la fusión de los átomos nos acecha;
otras son las celadas que amenazan
la sagrada existencia del planeta,
el perfecto equilibrio de lo bello.

Conviene no olvidar
el dolor de los daños colaterales;
que las abejas van desapareciendo;
que el cambio climático provoca cataclismos.
Prudencia equivaldrá a inteligencia,
a sueños de manzanas sacrosantas,
a aguas puras y aires trasparentes.

¿Qué mundo nos espera?
¿Alguien podrá respuesta dar a esta pregunta
si no oramos renunciando a ser dioses?

 

CUANDO ME RECUERDES

Cuando me recuerdes

búscame en el agua.

 

Todo lo que a tu espalda se refleje

seré yo sin contornos,

pues delante de tus pupilas

no hallarás más,

sino la imagen

de la misma presencia de mi, ausente.

 

 

 

LA JAULA Y EL VACÍO

A Primo Levi

 

Diríase fino trazo sobre el cielo;

apenas líneas ágiles,

dibujo esbelto y esquemático,

al fin.

 

Diríase

que su contemplación

desde fuera invitase

a ver solo inocente acogimiento

impreso

sobre la inmensidad sin límite.

 

Solo cuando sintió

ruda rotundidad en los barrotes,

ávidamente -ya sí- forcejeó

por arrojarse al vacío.

 

 

DESCIENDE

Desciende al irisado resplandor

del pez que mora bajo el agua,

desciende tú

a lo que gira y nunca debiera morir

con la luz que, en el fondo,

resiste la mortal oscuridad

del limo.

 

Ven,

despierta,

y reconócete negado para la sombra.

 

 

SIEMPRE LA LUZ

A Elsa Tenca Mariani

 

Gris también es la luz,

aunque gris no lo sea la mirada

que la contiene y la soporta.

 

No es gris la tristeza

por más que así

representarla deseemos.

 

En iris vivo

la luz hará milagros,

porque la vida es espectro

de todos los colores,

de todos los matices

del ser que, vivo, es, en sí,

sin renunciar jamás

al mundo que, invisible,

existe, de seguro, más allá de la mirada.

 

¡Hacia la luz, amiga, hacia la luz!

¡Que la sombra no nos alcance!

 

Cuanta luz engendremos

ha de servir

para que nunca nadie de aquella luz dijera:

fue extinguida,

no quedó nada.

 

INMANENCIA

¡Ve la naturaleza de la hoja!
¡Encuentra en ella lo que en ella hay
de momentáneo: un preciso color, una tersura!

Nunca será como ahora es.
Es lo que nunca ha sido.
Y tu también. No hay más.
Ahí está todo el secreto.

¡Saborea la belleza
tal se te muestra!

 

LENTO LLOVER

Si hoy cae la lluvia,
y todo se entristece,
callaos y escuchad:
algo en el agua pierde
su secreto y misterio,
nada sustancial tiene
de humano ni eterno
este pulso latente
que huye lento llorando
y en nada se detiene

 

VIGILIA

Todo lo abarca el sinsentido.

El rompeolas con la luz causa desorden,

y al oeste los labios trazan campos

con tormentas ocultas, aislamiento

en las costuras de la noche, desniveles

del éter, oleaje, desnudez,

párpados negros,

sueños, fragilidad, presagios

en la luna que oculta el universo.

 

SONETO PARA UNA AMIGA

 A Carmen Álvarez, in memoriam

 

Ya preguntan las aguas de tu Betis natal

por ti y tu gracia, sin consuelo, tristes, llorando.

Corriente abajo, sin querer, hacia el litoral,

bajan sangrantes lágrimas tus ojos buscando.

 

Es nuestro corazón, sombrío, gris y mortal,

llanto lento, congoja honda – sin verte tornando

entre quienes te amamos -, quien tan espiritual

alza un canto de alabanza a tu persona amando.

 

Son las aguas del Sena las que, lejos, te velan,

las que corriente abajo te llevan, mansamente,

a las aguas eternas donde vierte tu río.

 

Descanse al fin tu espíritu grande eternamente.

Al mar tus ojos oceánicos ya se elevan,

¡Oh, mujer de esplendor, trianera de fuego y brío!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *