Emilio Barraza LP 5

Barraza, Emilio

 

En mi calidad de maestro, considero importante la literatura en general y la poesía, en particular. En especial, me interesa el proceso creativo en la escritura. Escribo desde adolescente, cuando un grave accidente me mantuvo en cama por varios años, y la lectura y la escritura fueron mis compañeras inseparables. En el año 2013 publiqué mi primer libro “El Callejón de los Corderos” editado por Editorial Mago Editores Santiago de Chile. El 2014, resulté finalista del concurso.

 

VACAS

 

El protocolo de las vacas

Es directamente proporcional

A sus manchas.

 

Estos cuadrúpedos cuando saludan

Estiran sus pezuñas

Con verdadera gracia

No tiene nada que envidiarle

A la aristocracia

Ni al Ministro de Relaciones Exteriores.

 

En los banquetes

Comen pasto decentemente

Mirando con verdadera paciencia

A sus interlocutores.

 

Porque nadie escucha

Mejor que las vacas

Ni siquiera los psiquiatras

Que cobran un ojo de la cara

Por la consulta.

 

Las vacas

Son excelentes consejeras:

Un buen consejo vacuno

Vale más que mil palabras

Dichas o escritas por los integrantes

De la Real Academia Española

De la Lengua

 

En materia de sentimientos

Estos rumiantes

Se conocen el abecedario amoroso

Desde la A hasta la Z

Sin haber leído el Kamasutra

Hasta los bueyes se pelean

Por tenerlas como amantes

A pesar de su famosa

Bisexualidad inducida.

 

No aparecen en La Biblia

Pero las vacas

Son las verdaderas creadoras

De la Vía Láctea.

Un día

Se pusieran de rodillas

Y derramaron su leche

Generosamente por los cielos

Sin recibir nada a cambio

Salvo el amor y la admiración

De los toros, por supuesto.

 

Cuando estés en una clase aburrida

Piensa en el mugido de una vaca.

Es mucho más interesante

Que una clase completa de Filosofía:

Es cuestión de saber escucharlo

Y los misterios del Universo

Estarán al alcance de tu mano.

 

En materia de lectura

Las vacas son excelentes

Analistas de textos.

Leen mejor que tú

Los libros escritos en los cerros.

Incluso hacen crítica literaria

Sin tanto alarde

Formalista o semiótico

Como algunos connotados

Profesores Universitarios.

 

Por eso

 

Cuando vayas a una reunión importante

Busca a una vaca

Y conversa con ella

Aprenderás cosas útiles

Entre ellas cómo gobernar un país

Mucho mejor

Que hoy lo están haciendo

Ese montón de políticos

Pedantes y aburridos

Que aparecen todos los días

En los noticiarios de la Televisión…

 

SUEÑO ECUACIONAL

No sé qué pasó de repente.

Yo dormía tranquilamente la siesta

bajo el árbol de la sabiduría

cuando desperté cabeza abajo

con este ridículo disfraz de serpiente.

 

Una pareja hacía el amor

al medio de la selva

y una espada daba vueltas

como si esto fuera

un vulgar motel callejero.

 

No sé qué pasó de repente.

Yo tenía ensayo de coros

a las seis y media.

 

Te prometo

no tengo nada que ver

con este asunto.

Seguro se trata

de alguna broma pesada

de los arcángeles

que hace tiempo

me tienen entre ceja y ceja.

 

Voy a seguir durmiendo la siesta.

Cuando despierte

espero ser un ángel nuevamente…

 

 

ADÁN MIRANDO LA HORA

Tengo el reloj lleno se serpientes de cuarzo.

A cada hora me invitan a comer

La fruta del árbol prohibido.

 

No hallo qué hacer.

Cada vez que miro mi muñeca

El paraíso se me escapa

Irremediablemente.

 

No hallo qué hacer

 

Tú no apareces por ninguna parte

Señor.

Y esta mujer de ojos insinuantes

Insiste en que vayamos a un motel.

 

Yo quería ser un santo.

Tú me hiciste un simple oficinista

Haciendo el amor a las tres de la tarde…

 

 

BESOS SUICIDAS

El último suicidio del beso

Ocurrió hace dos mil años.

 

En un oscuro laberinto de aceitunas

Un hombre dijo a otro:

“Buenas noches, Maestro”

Mientras plantaba un beso

En sus mejillas.

 

“¿Con un beso me traicionas?”

 

La saliva de un beso

Es el único timbre que jamás se borra.

 

Exactamente veinte siglos después

Te encontré acostada

Con mi mejor amigo

Luego de una dura jornada de trabajo.

 

Si te miras al espejo

Verás la versión femenina

De Judas Iscariote.

 

Y al fondo del reflejo

A mí colgando de una cruz

Diciendo: “Padre, perdónala

Porque no sabe lo que hace…”

 

NOCTURNO

Lunas de alquitrán surcan

Los frágiles espejos de la noche.

 

Una motocicleta ronronea

Con su escape libre.

 

Tocata y fuga.

 

La última gran batalla derrotó

A tus ojos de novia.

 

El azahar se derritió

En la séptima estrella, la perdida.

 

(Anoche no apareció nadie

En el gran vacío virtual de la pantalla).

 

Ocasionalmente un gato galantea

A su dama

En la pared occidental de los vecinos.

 

A estas horas los patos salvajes

Despegan desde el lago de los cisnes.

 

Y yo me quedo dormido porque son

Las tres de la mañana

Pensando en la cantidad de carbohidratos

Que contiene una copa de vino…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *