María de Lourdes Malvido Alvarez LP 4

Malvido Alvarez, María De Lourdes

Con una experiencia de más de 25 años en el ámbito profesional de la Arquitectura Ecológica y más de 30 años en la formación y transmisión de conocimientos. Con la intención clara de propuesta de un nuevo paradigma, dedico mi experiencia profesional y mis conocimientos al servicio de personas y organizaciones que participan al desarrollo sustentable, respetuoso del medio ambiente para elevar su calidad de vida y su educación.

Inicié mi Servicio en la Vida, con la Asociación de Scouts de México dando cursos de capacitación., A.C. 1978-84. Licenciada en Arquitectura por la Universidad Autónoma Metropolitana, Xochimilco, en 1987. En 1990 y 91 hice un Tour de Europa (Alemania, Holanda, Bélgica, Francia, España, Hungría y Suiza), con el objetivo personal de vincular la Arquitectura con la Agricultura y la Salud. En 2000 hago la Maestría en Arquitectura de Tierra, del Laboratorio CRATerre, Escuela de Arquitectura de Grenoble, Francia.

En Francia fundamos en 2002 la Asociación “Espacio y Vida”, desarrollo el concepto de HABITAT CONSCIENTE. Participando con Redes de la Sociedad Civil y Gubernamentales en Propuestas de Educación Ambiental, Hábitat Consciente, Salud Alternativa y Desarrollo Sustentable. En Nicaragua realizo el proyecto de Ecoalbergue con Ecotours, la cooperativa ecoturística “La Pita”, San Ramón, Matagalpa, y la REDNITURAL (Red Nicaragüense de Turismo Rural), donde se capacita 15 eco-guías.

En México, de 2008-2014, asesoro Proyectos Integrales de Sustentabilidad del Hábitat Familiar y Comunitario, con diversas instituciones. Instructora, asesora e investigadora en Bioarquitectura, Ecodiseño, Bioconstrucción y desarrollo sustentable.

Cuenta con gran número de publicaciones en estas especialidades.

BIO-ARQUITECTURA… UNA RESPUESTA ANTE LA CRISIS ACTUAL CON RAÍCES ANCESTRALES…

Nuestro contexto entre mexicanos, a más de 2 meses de los eventos de Ayotzinapa me invitan a vincular con este artículo sobre la Bio-Arquitectura una pequeña parte de la siguiente reflexión… “Carta de la Red de Diálogos Ecosistémicos en relación a Ayotzinapa y estrategias de transformación”[i]

…”Estamos unidos sabiendo que el gesto más pequeño tiene la potencia de terminar esta guerra:

Estamos en una guerra cuya estrategia es el robo y el despojo a toda la humanidad, ya no hay campos de batalla, ni tiempos de bombardeo, la guerra es cotidiana y permanente; lo cual implica vivir la amistad, el convivio, el afecto, el descanso, la diversión, el consumo y el trabajo como nuestros espacios de lucha.

Es la guerra de la especulación -la gran ilusión en la que vivimos- y la militarización que sirve a los intereses de especuladores, infundiendo caos, temor y violencia. Es necesario restablecer relaciones de afecto y que nos una la convicción de crear una mejor sociedad. Niños, jóvenes, adultos y viejos aprendiendo y compartiendo la vida.

Es una guerra que nos está deshumanizando, infundiendo desconfianza, competencia e ira, ante la cual el gesto más sencillo, el que se encuentra al alcance de todos, puede desarmarla: aprender a dar para recibir, no lo que sobra sino lo que se precisa, no dando sino dándose…”

En efecto vivimos en guerra, vivimos en crisis, a pesar que mi realidad cotidiana es vivir pacífica y sustentablemente en la “K-cita ecológica” en medio de la montaña de Chalmita, en la Bioregión de la Sierra del Chichinautzin, que se extiende entre los estados de México, Morelos y Distrito Federal. Debo aceptar que soy privilegiada cierto y lo agradezco profundamente desde mi corazón, más ha sido un largo camino que me ha permitido, paso a paso, llegar hasta aquí…

En Chalmita, estoy aprendiendo la Tradición Mexica, en esta tradición cada ser humano es un guerrero, un guerrero interior, guerrero de luz, que se vence a sí mismo continuamente, apoyado por las enseñanzas de los ancestros, quienes nos proponen una “búsqueda de Visión” internándonos solos en la naturaleza durante cuatro días… solos con nuestra propia naturaleza. En esta tradición la costumbre es dar primero, ofren-dar, agradecer y luego pedir o recibir…

Malvido2Malvido

K-cita ecológica, San Ambrosio Chalmita, México.

En el recorrer de mi camino de vida, me he dado cuenta que las instancias del “poder desde arriba” tales como las Corporaciones Internacionales, los Gobiernos, los Bancos, desde las primeras tendencias de la barbarie del Medioevo, de dominar a otros pueblos, hasta nuestros días (constatemos con pena la mínima evolución), han coartado y en ciertos lugares hasta aniquilado las culturas y saberes ancestrales autogestivos en aras de la acumulación del capital, para unos cuantos… Generando una guerra intergeneracional, donde los jóvenes para sobrevivir con el capital, niegan la cultura de sus padres y abuelos, tildándola de anciana y retrógrada, cayendo en una ignorancia anacrónica…! Esta cultura ancestral basada en el conocimiento sutil y profundo de la Bioregión, del clima, de los suelos, la hidrología, la topografía, de la vegetación y fauna locales, co-crean con una metodología milenaria a base de ensayo y error, expresiones culturales como la medicina tradicional, la agricultura, la cocina regional, la artesanía, el hábitat vernáculo, el arte, los cuentos, los cantos, la espiritualidad. Desde las prácticas de los Druidas celtas, de los Geomantes chinos, de los Chamanes, Marakames o Mamos americanos, hasta la de los hombres medicina africanos, en todas las culturas originales del mundo, todas estas prácticas culturales co-creadas están íntimamente interrelacionadas unas con otras… interrelacionando y dando armonía al mundo material de la forma con el mundo de fondo, el del espíritu.

Malvido3 Malvido4

Casa nuñez, San Ambrosio Chalmita, México.

Así, en cualquier parte de nuestra amada Tierra, la construcción de una vivienda requería del Chaman (hombre sabio) para el ritual de bendición de ese espacio de vida, presentando a las 7 direcciones la ofrenda que quedará sepultada dando “cimiento espiritual” a la familia que habitará en ese hogar.

Éstas son las primeras bases de la Bio-arquitectura… no estamos inventando el hilo negro, sólo estamos RE-UNIENDO, una serie de conocimientos ancestrales en una práctica de cultura constructiva ACTUAL, con los elementos naturales que la Madre Tierra nos ha brindado (materiales locales, observación del entorno, respeto a los seres vivientes), no solo evitando el destrozo del entorno en donde nos vamos a implantar, sino regenerando los territorios que urbanizamos y permitiendo a los habitantes de vivir armoniosamente en espacios dignos, saludables y económicamente accesibles.

Bio-arquitectura y Bioconstrucción son palabras que no encontrarás en el diccionario, vienen de la corriente alemana de principios del siglo XX llamada “Baubiologie” Bau = construir, biologie = vida. Lo que podemos interpretar como “Construir con la Vida”

La Bioconstrucción es Durable

Malvido5

Edificio en tierra compactada del siglo XI, 1000 años de existir.
Patrimonio Rural de Ile d’Arné, Francia

Para ayudarnos a lograr este gran desafío arquitectónico, un grupo de eco-constructores franceses[ii] proponemos a todo aquel que se quiera aventurar en la responsabilidad de transformar conscientemente los entornos vivientes, el “Método Integral de Bioconstrucción” (MIB)[iii], método evolutivo en espiral ascendente, que apoyará la Programación de la Práctica Bio-arquitectónica, el cual se basa en una imagen didáctica, un diagrama que explica el método elemento por elemento, siendo éstos los siguientes:

El Entorno. El círculo que engloba y corresponde al Macro-cosmos, la Bioregión que engloba a todos los demás elementos y éstos se vincularán y se basarán con/en el Entorno.

El Habitante. Un punto al Centro del círculo, el Micro-cosmos. Elemento básico a valorar, que puede ser desde un individuo, una familia, una comunidad, humana, animal o vegetal. Ir enumerando las necesidades básicas y los deseos no cristalizados que la bioconstrucción requiere satisfacer.

El Lugar. Elemento a observar, donde se realiza el ya conocido “análisis de sitio”, se identifica la tipología constructiva o hábitat vernáculo. Es el momento en que se habla con los vecinos, los abuelos, se observan las formas antiguas de construcción. Se revisa los reglamentos municipales y/o del fraccionamiento, los usos y costumbres, etc…

La Forma y el Espacio Arquitectónicos. Teniendo definidos los elementos anteriores podremos iniciar el proceso del Ecodiseño Participativo, donde se integrarán nociones de Geometría Sagrada, Bioclimática, Permacultura, Geobiología, Salud, Economía de energía.

Los Materiales. Locales, naturales, nobles. Agua, Tierra, Aire y Fuego. Materiales que permitirán un ahorro energético, que evitarán un exceso de transporte. En un radio máximo de 50 km. Mientras más pesado más cercano, más ligero más lejano.

Al llegar a este punto se ligan los cuatro últimos elementos generando un triangulo y un tetraedro, base que se sustenta en las 3 dimensiones la producción bio-arquitectónica:

La Ejecución de la Obra. Donde se define el tipo de mano de obra que se tendrá, local de preferencia, ya que es como se vinculan las raíces de la seguridad, generando tejido social, circuitos cortos con la economía local. Así responderemos a la “Sustentabilidad” abordando las tres dimensiones: social, ecológica y económica. Si se hace con autoconstrucción, con un maestro y sus albañiles, o bien con una constructora, la ejecución de la obra está íntimamente ligada a los materiales del lugar, a la forma y a la gente del lugar.

 

Los Flujos y las Energías. Siendo el último elemento de la secuencia que enumeramos, es hasta este momento, que se verifican las necesidades de integrar un organismo bioclimático activo, en caso que la bioclimática pasiva no sea suficiente por el rigor del clima. Se revisan las energías sutiles del terreno con las costumbres y necesidades de los habitantes. Se define las formas de captación, almacenaje, distribución y reciclaje de agua, aire, nutrientes… estableciendo los espacios que cada órgano bioclimático o Ecotecnia tendrá.

 

Diagrama del METODO INTEGRAL de BIOCONSTRUCCION

MIB

 El Pentágono Estrellado, se genera con la interrelación de cada uno de los 7 elementos con los otros 6, este diagrama nos concientiza directamente a cada una de las interrelaciones, lo que nos permite que un proceso de naturaleza complejo como es la producción arquitectónica, pueda ser abordado paso a paso, sin olvidar ninguna de sus partes.

Proceso Evolutivo, el MIB es un proceso en espiral ascendente: una vez la primera etapa de sus 7 elementos interrelacionada, se vuelve a comenzar una segunda vez, verificando puntos, descubriendo nuevas interrelaciones, incluyendo elementos nuevos, etc… es evolutivo y ascendente, pues cada vez que se recomienza la verificación de los 7 elementos, uno ha avanzado en el proceso y profundizado en el conocimiento sutil de la transformación del espacio, y de todos y cada uno de los integrantes del proceso.

El Método Integral de Bioconstrucción también nos ayuda a Ubicarse en el Espacio y en el Tiempo, nos hace comprender que en el proceso:

El Lugar y los materiales son el PASADO, son la base, los pies de nuestra Bioarquitectura, elementos que nos superan en la antigüedad… todos ellos han estado ahí desde muchos milenios, y nos sobrevivirán, por ello debemos saber usar esos elementos, respetando sus interrelaciones.

La Forma y el Espacio Arquitectónicos son el FUTURO, son la creación, el cerebro de la Obra, cuando la forma responde y organiza a la función, obtenemos la armonía del espacio, sin necesidad de agregar elementos superfluos.

La Ejecución de la Obra y Los Flujos y las Energías son el PRESENTE de nuestro desafío, ya que los estaremos viviendo en el cotidiano y nuestro Ecodiseño deberá responder día a día, durante lo largo de su función, a esos cambios, sabiéndose adaptar por medio de los elementos que se definieron en el proceso. La Obra que co-creamos ES un elemento VIVIENTE.

Las Dimensiones de la Sustentabilidad:

Malvido8

Es con la INTENCIÓN clara de CORAZÓN, que la ENERGIA se va concentrando y nos permite concretizar en la MATERIA. En esta propuesta metodológica, el elemento principal es la INTENCIÓN de CORAZÓN. Que es la RAZÓN de la Comunidad. Ya que es desde el Corazón que podremos vivir y mantener éstos procesos de alta intensidad en Salud, Armonía y Paz interior.

     Mis mejores deseos para sus procesos de co-creación Bio-arquitectónica… Que es una buena manera de pasar de ser guerreros de luz a ser Guardianes de la Tierra.

[i] https://www.facebook.com/notes/lourdes-malvido/carta-a-amigos-y-simpatizantes-de-los-di%C3%A1logosecosistemicos-luchadores-sociales-/10202624861096791

[ii] Red Nacional de Ecobâtir, http://reseau-ecobatir.org/   y Red Francesa para la construcción con Pacas de Paja, http://www.compaillons.eu/

[iii] Jean Pierre Oliva & Samuel Courgey, « La Conception Bioclimatique des maisons économes et confortables, en neuf et en réhabilitation », Editorial Terre Vivante, 2006. Pag. 23-26. www.terrevivante.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *